La cifra de ne­go­cios agre­gada de las grandes su­pera los 34.000 mi­llones

Las constructoras resisten la crisis con crecimientos de dos dígitos en lo que va de año

Las seis grandes ganan 789 mi­llones de euros en la pri­mera mitad del año

Sacyr
Sacyr

Las grandes cons­truc­toras es­pañolas han ol­vi­dado pronto los efectos de la pan­demia y del parón eco­nó­mico. Las seis grandes com­pañías co­ti­zadas en Bolsa acu­mulan en lo que va de año cre­ci­mientos de dos dí­gitos en su vo­lumen de ne­gocio con una fac­tu­ra­ción agre­gada de 34.609 mi­llones de eu­ros, con me­joras de más de veinte puntos por­cen­tuales en su be­ne­ficio bruto de ex­plo­ta­ción (Ebitda). Sacyr (+32%), es la mejor en este in­di­cador igua­lada con OHLA, Acciona (+29%), Ferrovial (+22%), FCC (+14%) y ACS (+11%).

Por ingresos, ACS se mantiene como el grupo líder en España con 15.415 millones que representan una mejora del 16% con respecto al mismo periodo del año anterior aunque, si el indicador que se elige es la generación de beneficio bruto de explotación, el ranking lo encabeza Acciona con 1.483 millones y un crecimiento en la actividad de sus negocio del 29%.

La recuperación de la actividad es generalizada y, con ella, la generación de beneficios. El beneficio neto de las seis grandes constructoras españolas supera los 789 millones de euros al cierre de junio aunque, bien es cierto, a muy diferentes ritmo y a pesar de que la menor de ellas, OHLA, se mantenga en pérdidas en el semestre.

Intermoney, y sus informes

Tal como destacan los analistas de Intermoney Valores, el grupo presidido por Florentino Pérez ha visto cómo el Ebitda crecía en el periodo a un ritmo del 11% (816 millones). Unos indicadores particularmente significativos si se tiene en cuenta que estos números no incluyen ya la aportación de la división de servicios industriales integrados en Cobra, vendida a finales del año pasado a la francesa Vinci por 4.902 millones de euros.

Acciona se coloca, por actividad, como la segunda constructora española con unos ingresos de 8.104 millones que crecen al 25% en la primera mitad de 2022. El Ebitda, por su parte, mejora el 29% para situarse en los 1.483 millones favorecida tanto por la salida a Bolsa de su filial de energía, cono por la buena marcha de construcción (el área de Infraestructuras aporta el 60% de la facturación). En el lado contrario, la compañía se ha visto afectada por las provisiones y los resultados negativos de Nordex.

Su filial especializada en la fabricación de bases de hormigón para aerogeneradores cerró la primera mitad del año con unas pérdidas de 108 millones de euros y ha anunciado recientemente un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a toda la plantilla de su fábrica conquense de Motilla del Palancar. FCC, por su parte, recoge claramente los frutos del proceso de ordenación de actividades emprendido por el nuevo accionista mayoritario, el empresario mexicano Carlos Slim.

Los ingresos de la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz crecen el 13% para situarse en los 3.584 millones de euros; mientras el resultado de explotación mejora el 14%, con 603 millones. FCC se ha beneficiado, en esta primera mitad del ejercicio, de la consolidación de las adquisiciones inmobiliarias pero se ha visto afectada por los altos precios de la energía especialmente en el área de Cemento (16 millones, -68 %).

Los principales negocios del grupo superan el crecimiento en doble dígito; de forma que la actividad Inmobiliaria, una de las más potenciadas en los últimos ejercicios como muestra la OPA con la que se ha hecho con el 11,47% de Metrovacesa, aporta un EBITDA de 66 millones frente a los diez millones del mismo periodo del año pasado. La joya de la corona, Medioambiente mejora sus ingresos el 12% hasta los 1.757 millones y se posiciona como líder destacado del sector de Servicios Urbanos. Agua crece al 9% hasta alcanzar los 614 millones en ingresos.

La clasificación por ingresos coloca a Ferrovial en el cuarto lugar, con un crecimiento en las ventas del 17% en el periodo (3.465 millones de euros) y del 22% en su Ebitda (306 millones). Destacan crecimientos mayores de los previstos por los analistas en Autopistas, que aporta 242 millones de esa cifra, con un crecimiento del 50% ayudados por un tipo de cambio especialmente favorable; aunque el área de Construcción redujo su aportación el -30%.

Sacyr, por su parte, aumenta el 20% sus ingresos en la primera mitad del año hasta los 2.589 millones de euros, mientras su beneficio bruto de explotación lo hacía a un ritmo del 32% (el más alto del sector) para situarse en los 530 millones, lo que la coloca como la cuarta mejor cifra de entre las seis grandes constructoras. La compañía que preside Manual Manrique obtiene los mayores crecimientos en Concesiones (39%) por el aumento de tráficos y los nuevos tramos puestos en servicio.

Finalmente, OHLA muestra una recuperación interanual de los márgenes en sus actividades de Construcción que aumenta el 16% su actividad hasta los 1.208 millones de euros; lo que representa más del 83% de los ingresos totales. Con todo, la compañía presidida por José Antonio Fernández Gallar consigue una mejor del EBITDA del 32% hasta 41 millones.

Desigual ritmo de beneficios

Esta evolución de los negocios, sin embargo, no se refleja igual en la última línea de la cuenta de resultados ya que el sector registra un comportamiento de los beneficios netos bastante más irregular que el que puedan hacer pensar estos datos.

Todas las grandes constructoras están en beneficios al cierre del primer semestre, salvo OHLA que registra unas pérdidas de 61 millones. Sin embargo, cómo se comporta esta línea de la cuenta de resultados varía y mucho: mientras Acciona consigue un ‘tirón’ del 36% en su beneficio neto (201 millones) y Sacyr lo mejora el 5% (42 millones a 30 de junio), el resto de compañías marcan otra tendencia y van desde el leve retroceso del 2% para FCC (227 millones), a una rebaja algo más significativa del 6% en el caso de ACS (330 millones.

La rentabilidad de Ferrovial sufre un auténtico descalabro del 128% al quedarse en 50 millones (beneficio atribuido) y OHLA decide reforzar balance en el periodo con una provisión sobre la valoración del complejo Canalejas (Madrid) por 35 millones de euros, tras lo cual cierra el primer semestre con 61 millones de números rojos.

Artículos relacionados