BOLSA

Grifols, más que negro panorama

Los mer­cados fi­nan­cieros han cas­ti­gado con fuerza a los va­lores bio­far­ma­céu­ticos en este mes de agosto. Uno de los que se ha lle­vado la peor parte ha sido Grifols, que ha li­de­rado la lista de pér­didas en el se­lec­tivo con una caída men­sual cer­cana al 15 %, acen­tuando el preo­cu­pante perfil ba­jista que viene desa­rro­llando desde la lle­gada de la co­vid.

Y es que el fabricante de plasma ya comenzaba el mes con muy negativas noticias. La compañía estadounidense Cerus Corporation anunciaba una denuncia al grupo catalán por un incumplimiento de un contrato firmado en enero de este año tras proceder al cierre de su negocio de bolsas de sangre. La Agencia del Medicamento de Irak también habría exigido una compensación por el fin de este servicio que seguramente acabará repercutiendo en sus cuentas.

Esta mala noticia, coincidía además con un recorte de su precio objetivo por parte de Deutsche Bank. El banco alemán ha rebajo de 17 a 16 euros la valoración de Grifols ante los enigmas que plantea su inmediato futuro en un entorno cada vez más desafiante de alta inflación, subida de tipos y caída del consumo. Con todo, la firma ha reiterado su recomendación de mantener pues esta valoración se mantiene todavía muy por encima de su actual precio de mercado.

Los analistas técnicos, sin embargo, no se muestran tan optimistas. El valor se encuentra una espiral bajista que la ha llevado a pasar de los máximos sobre los 33 euros a finales de febrero de 2020 a los poco más de 12,5 euros en los que cotiza en la actualidad. Su nivel más bajo desde 2014.

Si no encuentra pronto soporte en estos niveles, creen que el perfil de Grifols se podría enturbiar mucho más. Corre un grave riesgo de deslizarse hacia los 10 euros. Aunque hay algunos soportes intermedios, estos no parecen demasiados sólidos, sobre todo si los próximos resultados siguen mostrando debilidad.

Entre enero y junio, el beneficio del grupo experimentó un retroceso de un 46 %, hasta los 143.6 millones de euros, debido a los elevados gastos financieros derivados de la adquisición de Biotest.

Artículos relacionados