OPINIÓN

El mundo de ayer... no existe; el de hoy está en peligro

Giorgia Meloni
Giorgia Meloni

Una pe­lí­cula fran­cesa ("El mundo de aye­r"), en re­cuerdo y ho­me­naje al libro pós­tumo de Stepan Zweig, se plantea un in­mi­nente triunfo en las pre­si­den­ciales fran­cesas del can­di­dato neo­nazi. Un nuevo to­ta­li­ta­rismo re­co­rrería la Europa de­mo­crá­tica. Odio al in­mi­grante, con una Rusia, la de Putin, como re­fe­rencia y el es­tan­darte de ese brote xe­nó­fobo. Las ga­ran­tías y li­ber­tades de­mo­crá­ticas que­da­rían abo­lidas mien­tras un nuevo na­zis­mo-es­ta­li­nismo sería la meta bus­cada por una ma­yoría de vo­tan­tes. Las en­cuestas no pueden ser más alar­man­tes.

Un reciente editorial de La Vanguardia, dedicado a Italia alerta sobre el posible triunfo electoral de Giorgia Meloni. A sus lados la Liga Norte y las cohortes de Berlusconi, mientras la socialdemocracia y los liberales no acaban de encontrarse. Todo ello en un difícil momento económico, la inflación sube, el enfado por la escasez de combustible explota y las exigencias de Bruselas resultan cada vez más intolerables.

Mario Draghi en un reciente discurso alerta sobre la ausencia de una Europa unida y solidaria, a la vez que advierte a sus conciudadanos: “La credibilidad doméstica de Italia solo ha sido posible internacionalmente cuando ha ido de la mano de Europa”. Italia nunca fue fuerte cuando siguió sus propios demonios.

Draghi, no obstante, es receloso. El votante italiano, dice, se enfrenta a un posible futuro de bajo crecimiento y de elevada inflación; un votante inclinado a rechazar las dificultades de la falta de suministro del gas ruso y de las exigencias que conlleva el apoyo occidental a Ucrania.

La UE ya no es el salvavidas para la señora Meloni sino su mensaje de bajada de impuestos, amnistía fiscal y rechazo inmisericorde a la inmigración.

El mundo de ayer desapareció. Lo recuperamos. El de hoy vuelve a estar en peligro.

Artículos relacionados