Los de­pó­sitos en en­ti­dades fi­nan­cieras au­mentan el 6% mien­tras los cré­ditos du­dosos bajan el 7%

Familias y empresas protegen su ahorro ante las perspectivas de un invierno horrible

Las hi­po­tecas suben el 15% en lo que va de año y lo hacen por más im­porte, el 70% son ya a tipo fijo

Ahorro o Consumo.
Ahorro o Consumo.

Con el ve­rano casi ven­cido las fa­mi­lias mues­tran un claro signo desde el con­sumo al aho­rro. Tal como an­ti­ci­paban las grandes en­ti­dades fi­nan­cieras al cierre del primer se­mes­tre, el mer­cado hi­po­te­cario -principal foco del ahorro in­ver­sión fa­mi­liar- es el gran di­na­mi­zador del ne­go­cio. Según cer­ti­fica el Instituto Nacional de Estadística (INE) los es­pañoles han op­tado por con­tratar más hi­po­tecas (+15% en to­tal, acu­mu­lado en el año, +12% en hi­po­tecas sobre vi­vien­das) y por más di­nero (+5,7% en lo seis pri­meros meses del ejer­ci­cio).

Afortunadamente, ese aumento de la actividad crediticia a largo plazo se produce en un entorno de saneamiento de deudas que, tal como registra el Banco de España, hace que la ratio de dudosos del crédito al sector privado baje 30 puntos básicos respecto a mayo y se sitúe en el 3,88% para el conjunto de entidades de crédito que operan en nuestro país; lo que representa un descenso de la morosidad de casi el 7,2% en junio.

Pero el ‘ladrillo’ no es el único foco del ahorro. De hecho, tal como destaca el Banco de España, con datos del mes de julio, los depósitos de las familias aumentan el 5,8% hasta los 997.400 millones de euros los de las empresas, el 6% respecto al mismo periodo del año pasado.

También como fruto de la temporalidad, julio se ha saldado con un descenso del 0,7% en el volumen de depósitos realizado por todos los actores económicos hasta los 1,69 billones de euros a pesar de que los depósitos realizados por hogares e instituciones sin ánimo de lucro hayan aumentado en ese mismo mes en 2.400 millones de euros.

En el caso de las empresas el inicio del segundo semestre refleja un descenso del 1,8% en sus depósitos aunque representa el 6% más que en el mismo periodo del año pasado. En el acumulado del año, las empresas han aumentado sus depósitos en 4.500 millones de euros, los ue supone un crecimiento de su tasa de ahorro del 2,46%.

Aunque en el mes de junio la tasa total de hipotecas suscritas baja el 2,5% precisamente por el inicio de la época estival; la tasa anual, medida respecto a junio de 2021, sube el 11,8%. En el acumulado del año, las hipotecas inscritas en el Registro de la Propiedad crecen el 15%.

Las familias pagan más

Al cierre de junio, la hipoteca media se situaba en los 156.345 euros que, si bien es el 4,3% inferior al de mayo, refleja un crecimiento del 7,4% respecto a junio de año pasado y presenta un crecimiento del 7,4% acumulado en los seis primeros meses de 2022.

Casi tres cuartas partes (el 72%) de las 56.021 hipotecas firmadas en junio se han destinado a la compra de vivienda, seguidas por ‘otras fincas urbanas’ (20,5%), adquisición de solares (5,2%) y el 2,3% restante a fincas rústicas.

El tipo de interés medio de las hipotecas constituidas en junio es del 2,48% y el plazo medio de 23 años. El 70,5% de las mismas lo son a tipo fijo; lo que consolida el cambio de tendencia del mercado habida cuenta de las perspectivas de endurecimento del precio del dinero como, hoy mismo, anticiparán desde la cumbre oficiosa de gobernadores de bancos centrales desde la estación de Jackson Hole (Wyoming, EE.UU.).

El tipo de interés medio al inicio del total de créditos suscritos es del 2,10% para las hipotecas a tipo variable y del 2,7% para las de tipo fijo.

Pero hay un dato que destaca, y no para bien, sobre el coste de este endeudamiento para las familias ya que, específicamente, en las hipotecas para compra de vivienda los tipos están por encima de la media. De modo que los particulares han de pagar, según las condiciones de los préstamos hipotecarios suscritos, un interés medio es del 2,47% (la misma tasa que el mes anterior); es decir, 37 puntos básicos por encima de la media, con un plazo medio de 24 años.

El 27% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 73,0% a tipo fijo con un tipo de interés medio inicial del 2,06% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,64% para las de tipo fijo.

Además, el número de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros de la propiedad se sitúa en 14.412, el 48% menos que en junio de 2021. De las 14.412 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 22,6% reflejan modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo pasa del 23% al 49,9%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 75,4% al 47,5%.

El Euribor se mantiene como el índice de referencia de la mayor parte de las hipotecas a a tipo variable, tanto antes del cambio de condiciones (66,7%), como después (42,7%).

Tras esa modificación de condiciones inscrita en los registros, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo baja en un punto porcentual y el de las hipotecas a tipo variable en 0,4 puntos.

Por regiones, las comunidades que más se han hipotecado en junio han sido la de Madrid (8.026), Andalucía (7.916) y Cataluña (6.905).

Por cuantía de las hipotecas suscritas en junio sobre viviendas, Madrid vuelve a encabezar el ranking (1.799,8 millones de euros), seguida por Cataluña (1.113,3 millones) y Andalucía (1.018,1 millones).

Las comunidades donde más crece el número de hipotecas sobre viviendas de junio de 2021 a junio de este año, son La Rioja (209,9%), Castilla y León (28,6%) y Comunitat Valenciana (23,3%). La Rioja es también la región donde más ha crecido el capital prestado (211,8% en términos anuales), seguida por Illes Balears (47,4%) y Castilla y León (43,0%).

Artículos relacionados