BOLSA

Arcelor Mittal pierde confianza

Cuando pa­recía que Arcelor Mittal em­pe­zaba a dejar atrás los pro­blemas de de­manda su­frida con la crisis de 2008, los altos pre­cios de las ma­te­rias primas y de la energía se pre­sentan ahora como una nueva piedra en su tor­tuoso ca­mino hacia la re­cu­pe­ra­ción. Regresan así las ne­ga­tivas sen­sa­ciones que ha­bían man­te­nido es­tan­cado al valor en la úl­tima dé­cada.

La sólida posición financiera de la multinacional acerera, las recientes adquisiciones y la generosa política de dividendos han sido los principales factores que han estado impulsando su cotización a partir de 2020. Incluso en medio del parón económico mundial sufrido a raíz de la pandemia.

Sin embargo, ahora surgen de nuevo las dudas. Los mayores costes, el temor a posibles parones de sus plantas de producción y el riesgo a una nueva recaída de la demanda por la escasez de gas han puesto otra vez en entredicho el potencial de Arcelor Mittal.

En este sentido, los expertos de Bankinter, han decidido adoptar en los últimos días una posición más cauta respecto al valor a corto plazo, aunque en un principio pueda verse favorecido por la mayor consistencia del dólar, muy cerca ya de la paridad.

De este modo, la firma ha recortado de comprar a neutral su recomendación sobre Arcelor Mittal tras ajustar su estimación de precio objetivo de 33,6 a 29,4 euros por acción. Pese a todo, consideran que la diversificación geográfica, con presencia en nueve países de la Unión Europea, ofrecen al grupo la posibilidad de capear algo mejor la incertidumbre por la falta de gas.

Más pesimistas se muestran los analistas de UBS. Un reciente informa de la firma de bancos suizos situaba la valoración objetiva del grupo acerero en 27 euros.

Aunque estos precios le confieren un potencial de subida del 10 por ciento o más desde su actual cotización de mercado, en torno a los 24,5 euros por acción, lo cierto es que el valor empieza a recoger una progresiva retirada de la confianza de las grandes casas de análisis. Tampoco el mercado se fía y castiga su cotización con una caída de cerca del 14 % en el acumulado del año.

Artículos relacionados