La subida de tipos afec­tará más a la ren­ta­bi­lidad que a la con­tra­ta­ción de hi­po­tecas

CaixaBank prevé mantener el crecimiento hipotecario pese a las adversas perspectivas

Obtiene plus­va­lías de 98 mi­llones tras la venta a Inmo Criteria de su his­tó­rica sede ma­dri­leña

CaixaBank
CaixaBank

El ne­gocio hi­po­te­ca­rio, uno de los más di­ná­micos de CaixaBank du­rante la pri­mera mitad del año, man­tendrá su di­ná­mica de cre­ci­miento du­rante el resto del ejer­cicio pese al em­peo­ra­miento el pa­no­rama eco­nó­mico y la subida de los tipos de in­te­rés. Para la en­ti­dad, el en­torno de tipos “influye como freno a la de­manda, pero tiene más im­pacto en la ren­ta­bi­lidad de la car­tera que en la re­duc­ción de la firma de nuevas ope­ra­cio­nes, porque existe una buena oferta de fi­nan­cia­ción a tipo fi­jo”.

CaixaBank ha cerrado el primer semestre con un fuerte crecimiento del 58% en hipotecas. La cartera de nuevo crédito contratada en este tiempo se sitúa en 5.928 millones de euros, casi la tercera parte de los cerca de 20.000 millones de crecimiento en recursos clientes conseguido por la entidad en el semestre.

Tal como señaló su consejero delegado Gonzalo Gortázar durante la reciente presentación de resultados, el segundo trimestre ha sido récord con una producción de 3.806 millones en hipotecas; eso supone una subida del 0,4% en el trimestre por primera vez desde hace al menos diez años y supone prácticamente duplicar la del mismo periodo del año anterior. La cuota de CaixaBank en el mercado hipotecario español alcanza el 25%.

“Prevemos que la demanda de financiación de viviendas seguirá siendo vigorosa, aunque el aumento de la incertidumbre y la evolución de la situación macroeconómica pueden inducir a cierta ralentización, ya que el deterioro de la confianza suele influir en el aplazamiento de decisiones de inversión a largo plazo”, señala la entidad.

Mientras el consenso en la banca está en señalar que el tipo de interés efectivo está en cero, el tipo europeo de oferta interbancaria (Euribor) ha cerrado el mes de julio con una media mensual del 0,992%, por encima del 0,852% el mes anterior. Si se compara con el mismo mes de 2021 el indicador ha crecido en casi 1,5 puntos porcentuales ya que en julio del año pasado estaba en el -0,491%.

El mercado hipotecario se muestra especialmente activo este año en España influido por dos factores: la demanda y el ahorro generados durante la pandemia y como ‘defensa' de los compradores de vivienda ante el futuro endurecimiento en el precio de los préstamos como consecuencia de la, primero prevista, luego anunciada y el pasado día 27 decidida subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos por parte del Banco Central Europeo (BCE) . Una subida que, según se prevé, solo es la primera de nuevos incrementos en el precio del dinero dentro de la política antiinflacionista del banco emisor.

Con todo, el comprador de vivienda español parece querer evitar las malas experiencias -fallidos- del pasado y ha cambiado su demanda hacia los créditos a tipo fijo (en torno al 75%) frente a las de tipo variable. Justamente al contrario de lo que ocurría en ejercicios anteriores.

Venta de Castellana, 51

La entidad acaba de acordar la venta a su filial inmobiliaria, Inmo Criteria Patrimonio, de su histórica sede en el madrileño Paseo de la Castellana, 51, por un total de 238,5 millones de euros. La operación, que se cerrará en la segunda mitad del año, le reporta al banco unas plusvalías de 98 millones (69 millones netos de impacto fiscal) que permitirán mejorar en cuatro puntos básicos la ratio de capital CET1 que tenía al cierre del primer trimestre.

El precio que paga Inmo Criteria en pleno ‘triángulo de oro’ madrileño supone una valoración de 12.778 euros por cada uno de los 18.700 metros cuadrados del emblemático inmueble. El precio está por encima de la valoración de mercado realizada por CBRE, que ha actuado como asesor de la operación, y que ya consideraba “histórica”dicha tasación.

La adjudicación a Inmo Criteria ha tenido en el precio un elemento fundamental, pero no es el único, ya que la inmobiliaria ha hecho una oferta a la medida de CaixaBank. El acuerdo alcanzado incluye el mantenimiento de la sucursal que el banco tiene instalada en la planta baja desde hace años y, sobre todo, porque asegura mantener el logo de la entidad en una de las intersecciones más destacadas y deseadas del Eje Castellana madrileño. Algo que, para el consejo de CaixaBank, hace que la oferta de Inmo Criteria "en términos cuantitativos y cualitativos, sea nítidamente superior frente a la segunda mejor analizada y resto de las recibidas”.

Según el consejo del banco, y pese a haberse cerrado con una empresa filial, la operación “está articulada de una manera razonable, se ejecuta por el mejor precio recibido (generador de relevantes plusvalías para CaixaBank) y, en unos términos contractuales que no solo podrían haber sido acordados por partes independientes, sino que mejoran los obtenidos con ellas”.

Artículos relacionados