Los analistas esperan un alza del 14% en las ventas de Fluidra con márgenes del 25%

El equi­li­brio de la car­tera de ac­ti­vi­dades y el 'refugio' es­ta­dou­ni­dense, claves frente a la in­fla­ción

Fluidra
Fluidra

Fluidra, la com­pañía es­pañola es­pe­cia­li­zada en el ne­gocio de equi­pa­miento de pis­cinas y well­ness, ce­rrará el primer se­mestre del ejer­cicio con un au­mento en sus ventas del 14% hasta si­tuarse en los 770 mi­llones de eu­ros. Su cre­ci­miento, en tér­minos in­ter­anuales (YoY), pierde fuerza tri­mestre a tri­mes­tre, pero “sigue siendo (...) muy im­por­tante y hay que re­cordar que las com­pa­ra­tivas son cada vez más exi­gen­tes”.

Tal como señalan los analistas de CIMD Intermoney, los ingresos de la compañía que preside Eloi Planes aumentaron el 61% en el primer trimestre de 2021; el 49% en el segundo, el 39% en el tercer cuarto del ejercicio pasado, el 30% en el conjunto de 2021, y durante el primer trimestre del presente año, el 23%. De ahí que mantener de forma continuada un ritmo de crecimiento de dos dígitos sea altamente valorado por los analistas consultados; especialmente si se tienen en cuenta la presión de la inflación y del incremento de costes sobre los márgenes.

Según sus estimaciones, Fluidra cerrará la primera mitad de 2022 con un EBITDA de 193 millones de euros, que refleja un ritmo de crecimiento similar al de los ingresos al subir el 14% con respecto al mismo periodo de 2021. En opinión de Intermoney Valores, el margen de Ebitda esperado es algo inferior al del primer cuarto del año que fue un trimestre “extraordinariamente bueno” para la compañía y a lo que hay que sumar “cierto deterioro por las dificultades que han tenido durante el mes de junio para pasar las subidas de costes al cliente”.

El hecho de haber cambiado sus mix de actividades con respecto al que la empresa manejaba antes de la pandemia es una de sus fortalezas: hoy, cerca de dos terceras partes de la actividad de Fluidra está en mantenimiento, un negocio, lógicamente, más estable que el de las nuevas instalaciones. Aún así, para Intermoney “, tanto la nueva construcción, como el aftermarket se mantienen fuertes y, de hecho, esperan “una fuerte recuperación de la piscina comercial”.

Pese a todo, los analistas consideran que “mantener un margen por encima del 25% en un entorno tan difícil como el actual, demuestra la capacidad de la compañía para pasar la subida de costes al precio final” y, con ellas, hacer frente a la subida de costes. De hecho, en los últimos sesos meses Fluidra ha aplicado a sus clientes dos subidas de precios, una en octubre de 2021 y la otra marzo de este mismo año; lo que deberá reflejarse en los márgenes del segundo semestre.

Nuevos mercados, nuevas filiales

Las estimaciones de Intermoney, sin embargo, no cuantifican aún los efectos de la estrategia de crecimiento inorgánico que llevó a Fluidra a poner en marcha el año pasado inversiones por valor de 500 millones de euros.

Entre ellas, la más reciente ha supuesto la compra y fusión de la húngara Kerex con su filial en ese país, Fluidra Magyarország (Fluidra Hungría). La operación, cerrada el pasado mes de junio, supone que Fluidra Hungría se hace con el 100% de las acciones y absorbe a Kerex a cambio de ceder el 15% de la sociedad resultante al equipo directivo de la empresa absorbida (titular hasta ahora del 26,7% de las acciones). La operación refuerza la capacidad distribución de la empresa española en el país magiar.

A finales del año pasado, Fluidra cerró la compra de Taylor Water Technologies por 76,8 millones de euros (78 millones de dólares), una compañía estadounidense que, además de afianzar su posición en ese mercado, complementa la oferta de productos de Fluidra ya que la nueva filial es fabricante de test-kits, tiras reactivas e instrumentos para medir y controlar la calidad del agua que, en opinión de la propia empresa, amplia y complementa su oferta para piscina comercia y residencial. Pero, sobre todo, de cara a una posible recesión para Fluidra esto supone un nuevo escudo protector “al tener una mayor exposición a EEUU, cuya economía muestra mayor fortaleza que la europea”.

Fundada en 1969 como Astral y dedicada a la fabricación de componentes para piscina, Fluidra se ha convertido en líder mundial en equipamiento de piscinas y wellness, un mercado en el que ofrece todo tipo productos, servicios y soluciones de internet de las cosas (Internet of Things).

Domiciliada en Sabadell (Barcelona), opera en más de 45 países, tiene 35 centros de producción y cuenta con 6.000 empleados y más de 135 delegaciones comerciales en todo el mundo. La firma distribuye algunas de las marcas de mayor prestigio mundial en su sector como AstralPool, Zodiac, Sandy, Polaris, Cepex…

Desde el año pasado, Fluidra cotiza en el Ibex-35. En la sesión de ayer, con más de 439.000 títulos negociados, la acción cerró a un precio de 19,33 euros; lo que representa una subida del 4,49% con respecto a la sesión anterior. Para los analistas de CIMD Intermoney, el precio objetivo del valor se sitúa, en estos momentos, en 35 euros; lo que da un potencial de revalorización del 97%.

Artículos relacionados