BOLSA

La cotización de Amper no responde

Pese a acu­mular aún una re­va­lo­ri­za­ción del 20% en el con­junto del año, el desem­peño en Bolsa este año no se puede ca­li­ficar de po­si­tivo en fun­ción de la in­tensa ac­ti­vidad tanto or­gá­nica como inor­gá­nica que está de­mos­trando la com­pañía.

De hecho, señalan los expertos, la tecnológica estaría entrando en una fase bajista que no se corresponde a la realidad de la compañía.

Entre las últimas operaciones de adquisición destaca su reciente entrada en la alemana Atlas Engineering and Construction con una posición del 45% por 225.000 euros. Aunque la operación no es demasiado relevante desde el punto de vista financiero sí le ha permitido entrar a formar parte del despliegue de fibra óptica en el país de Telefónica y Allianz.

Más relevante ha sido la inversión, anunciada en estos días por el grupo, de 25 millones en un proyecto de construcción de estructuras completas para el sector energético de eólica marina en Ferrol. La planta estará en funcionamiento en el último trimestre de 2023 si se cumplen los plazos previstos.

El proyecto será posible gracias a que la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao le ha otorgado una concesión de 69.385 m2 de terreno en el Puerto Exterior de Ferrol por un período de 30 años para su División Nervión NavalOffshore.

La inversión, señalan desde la compañía, responde a la apuesta sectorial por las energías renovables y, en concreto, por la energía eólica offshore, ya definida en su Plan Estratégico 2021-2024". Al respecto, la sociedad recuerda que según “Estrategia UE sobre las Energías Renovables Marinas” de la Comisión Europea, la eólica marina crecerá desde los 12GW actuales hasta los 60GW desarrollados en 2030 en Europa.

"Este objetivo requiere por tanto la fabricación de más de 30.000 estructuras flotantes y fijas en los próximos ocho años, sin que exista en el mercado europeo capacidad y emplazamientos suficientes para afrontar dichas magnitudes", un espacio que Amper quiere aprovechar para crecer.

La fabricación prevista en el Puerto de Ferrol se une a la capacidad de la compañía en ingeniería, estudios técnicos previos, consultoría medioambiental e integración de sistemas que tiene en otras unidades de negocio. "Con el acondicionamiento de estas instalaciones, Amper cuenta, por tanto, con la capacidad para abarcar proyectos de parques eólicos marinos completos “llave en mano".

Con esta inversión, la cotizada española busca posicionarse como "empresa líder en el sector", reindustrializando la comarca de Ferrol, generando tráfico marítimo y "dando visibilidad a su Puerto Exterior como uno de los principales centros de movimiento de eólica marina a nivel mundial". El Grupo Amper estima que, a pleno rendimiento, la facturación anual en estas instalaciones será superior a los 250 millones de euros.

A esta intensa actividad, se suma este año la adjudicación de dos importantes contratos en Brasil por un importe total de 17 millones de euros. Con todo, la cotización de Amper no está respondiendo a estas buenas expectativas.

Con todo, las acciones han entrado en una preocupante fase bajista desde mediados de abril que está comprometido el suelo de los 0,2 euros. De momento, este nivel parece aguantar, pero su perfil técnico sigue siendo delicado con riesgo de poder caer, aún más, hasta los 0,18 euros.

Artículos relacionados