La ae­ro­línea de ban­dera es­pañola ofrece una re­cu­pe­ra­ción es­pec­ta­cular en lo que va de año

Iberia vuelve a los beneficios a junio de 2022, el mejor resultado del grupo IAG

Las pér­didas ope­ra­tivas del grupo his­pa­no-­bri­tá­nico al­can­zaron los 438 mi­llones de euros

Iberia.
Iberia.

La ae­ro­línea Iberia, en­glo­bada dentro del hol­ding IAG, ha re­gis­trado unos be­ne­fi­cios por ope­ra­ciones de 4 mi­llones de euros en el primer se­mestre del año, lo que su­pone el mejor re­sul­tado de todas las ae­ro­lí­neas que forman el grupo ae­ro­náu­tico. Hasta ju­nio, el con­junto del 'holding' re­gistró unas pér­didas en sus ope­ra­ciones de unos 438 mi­llones de eu­ros, pro­vo­cado sobre todo por los re­sul­tados ne­ga­tivos re­gis­trados por British Airways de 424 mi­llones de eu­ros.

Las pérdidas de Vueling se situaron en 52 millones de euros, mientras que las de Air Lingus fueron de 95 millones de euros. Por su parte, otras empresas del grupo arrojaron unos resultados positivos por operaciones de unos 129 millones de euros.

En la nota comunicada esta mañana a la CNMV, IAG confirma que Iberia y Vueling fueron las aerolíneas con mejor desempeño dentro del Grupo. El mercado doméstico en España y las rutas a Latinoamérica han liderado la recuperación, con una demanda que en el mes de junio llegó a superar los niveles de 2019.

La compañía presidida por Javier Sánchez Prieto fue en el semestre la única aerolínea del grupo que registró beneficios operativos: 4 millones de euros, frente a las pérdidas operativas de 330 millones registradas un año antes.

Los ingresos externos de Iberia se situaron en 2.109 millones de euros: 1.601 millones de euros de ingresos por pasaje, 144 millones de euros de ingresos de carga, y otros 364 ingresos de otros conceptos.

El peor resultado del conjunto del holding fue para British Airways, muy afectada por el "complejo entorno operativo en Heathrow". Así la aerolínea británica registó unas pérdidas de 424 millones de euros en el primer semestre con unos ingresos externos de 5.169 millones de euros.

Con todo ello la capacidad de British Airways quedó limitada al 69,1% en el segundo trimestre (frente al 57,4% del primer trimestre). La compañía planea aumentarla hasta alrededor del 75% en eltercer trimestre.

Entre los riesgos identificados en el informe y cuentas anuales de 2021 hechas públicas hoy por el holding aeronáutico destaca la escasez de personal operativo en los 'hubs' y los aeropuertos que ha obligado a justar la capacidad, "incluida la gestión del impacto sobre los clientes y operaciones de British Airways derivado de la decisión del aeropuerto de Heathrow de limitar los volúmenes de pasajeros entre mediados de julio y finales de octubre".

La compañía asegura que evalúa constantemente sus programaciones para garantizar que se informa a sus clientes con la suficiente antelación sobre los cambios en sus planes de vuelo.

"Los cuellos de botella operativos, como el personal encargado de los trámites de inmigración y la seguridad en los aeropuertos, siguen escapando al control del grupo, aunque la dirección mantiene un contacto permanente con los proveedores relevantes para identificar posibles soluciones", justifica IAG.

El grupo asegura que sigue trabajando con todos los proveedores esenciales "para entender cualquier posible interrupción de sus cadenas de suministro a causa de una escasez de recursos disponibles o retrasos en la producción que podrían demorar la disponibilidad de aviones, motores o bienes o servicios esenciales".

Artículos relacionados