Banco Santander logra ni­veles his­tó­ricos en hi­po­tecas con 4.605 mi­llo­nes, un 67% más

Álvarez (Santander) estima en 50.000 millones en menos créditos el efecto impuesto

La en­tidad cán­tabra man­tiene el ob­je­tivo de ren­ta­bi­lidad (RoTe) en el 13% en el ejer­cicio

José Antonio Alvarez, CEO Santander.
José Antonio Alvarez, CEO Santander.

“Podemos dis­crepar con el Gobierno pero es­tamos aquí para servir a la eco­no­mía, es­tamos para servir a todos los agentes eco­nó­micos de donde ope­ra­mos. Podemos no ver al­gunos temas como los im­puestos pero siempre es­tamos dis­puestos a co­la­borar y vamos a se­guir co­la­bo­rando; pero, siempre de­fen­diendo nues­tros in­tereses y el deber fi­du­ciario con nues­tros clientes y ac­cio­nis­tas”. Tajante, claro y con­ciso, el con­sejo de­le­gado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, se ex­pre­saba este jueves sobre el nuevo im­puesto que el Gobierno ya ha re­gis­trado en el Congreso y que gra­vará al 4,8% el margen de in­tereses y co­mi­siones de las en­ti­dades fi­nan­cie­ras.

En la presentación de los resultados del primer semestre de 2022, el consejero delegado del Banco Santander expresó su preocupación por que “se estigmatice al sector y me preocupa porque, por ejemplo, en el periodo de Covid el sector hizo un esfuerzo enorme manteniendo todas todas las oficinas abiertas y todo el personal para facilitar el desarrollo de la economía”.

Álvarez quiso también responder a la afirmación de que la banca puede tener unos beneficios extraordinarios. “Hoy el sector tiene un beneficio ROE [rentabilidad sobre recursos propios] del 2% esto es poco más que el coste del capital”, añadió para asegurar que “si el sector pudiera duplicar resultados estaría teniendo unos resultados en línea con el coste del capital.

Insistió en que “la banca tiene unos impuestos muy altos ya, el 30% en el impuesto de sociedades, el impuesto sobre depósitos, el de actos jurídicos documentados que antes pagaba el cliente y ahora lo hace la banca… no podemos pasar el IVA que soportamos; es decir, hay una imposición extraordinariamente alta y añadir algo más no me parece lo más oportuno”, concluyó.

El otro impuesto extraordinario anunciado durante el Debate sobre el estado de la Nación, recaerá en las eléctricas, que verán aumentada su presión impositiva en el 1,2% del importe neto de su cifra de negocios. Las nuevas tasas serán temporales -dos años- y no se podrán trasladar a las tarifas de los clientes.

Con ellas, el Gobierno prevé ingresar 7.000 millones de euros en dos años. Inicialmente, la previsión anunciada era de 3.000 millones; una cifra que, según las estimaciones del primer ejecutivo del Banco Santander, representa un volumen de negocio de 50.000 millones en créditos.

Durante la presentación de los resultados semestrales de la entidad, el aún CEO del Santander reconoció que “la subida de tipos ayudará a que los ingresos tengan una mejor dinámica, como hemos visto en Polonia y Reino Unido”. No obstante también subrayó que “estamos en un escenario de costes más exigente, con una inflación mucho más alta de lo que esperábamos”.

Resultados del semestre

En este contexto, Banco Santander ha cerrado el primer semestre del ejercicio con un beneficio atribuido de 4.894 millones que supone un crecimiento interanual del 33% más (+21% en euros constantes), tras un impacto por cargos de reestructuración de 530 millones de euros en el mismo periodo de 2021.

Los recursos de clientes alcanzaron su cifra más alta (1,1 billones de euros, el 4% más) gracias al crecimiento de los depósitos (+5%). Los créditos aumentaron el 6%, concretamente las hipotecas el 7%, el préstamo al consumo el 6% y el crédito a empresas el 4%.

La cartera de crédito del banco se mantiene muy diversificada tanto por líneas de negocio como por geografías, con el 65% del crédito con garantía real. En términos de clientes, el Santander da servicio a 157 millones de personas, siete millones más que hace un año. Los 50 millones de clientes digitales (crecen en cuatro millones) aportan ya el 56% de las ventas.

La entidad ha conseguido en este tiempo un volumen hipotecario que su consejero delegado calificó de “histórico, probablemente las más altas desde 2007 o 2008” al situarse en 4.605 millones; lo que supone un alza del 67% respecto a la primera mitad del ejercicio 2021. Solo en el mes de junio, la producción hipotecaria alcanzó los 705 millones.

En términos de mercado, el primer ejecutivo del Banco Santander resaltó que “el mercado hipotecario español es muy bueno, el mercado más barato para las hipotecas es España, y es un mercado hipotecario que funciona bien y es competitivo”, dijo.

Álvarez destacó también el cambio en la demanda: “puede que los clientes adelanten sus decisiones de compra ante una subida del tipo de interés pero el hecho es que, hoy, el 80% de la cartera son hipotecas a tipo variable cuando tradicionalmente ha sido al revés y los clientes demandaban hipotecas a tipo fijo”.

Crecimiento sólido

Pese a estar en un “escenario de costes más exigente, con una inflación mucho más alta de lo que esperábamos”, Álvarez ratificó que el Santander mantiene los objetivos de rentabilidad anunciados para el año y que se traducen en un ROTE (beneficio neto sobre fondos propios tangibles) del 13%. A 30 de junio esta ratio se sitúa en el 13,7%.

El banco ha mejorado su ratio de eficiencia hasta el 45,5% con el objetivo de cerrar el año en el 45%. Con ello, el beneficio por acción crece al 38% tanto por el aumento de la rentabilidad como por la reducción del número de acciones (el 3,2%).

La fuerte actividad, así como el aumento de los tipos de interés, especialmente en Reino Unido, Polonia han llevado a un crecimiento del 7% en el margen de intereses, especialmente significativo en el Reino Unido (+13%), Polonia (+92%), México (+9%), Chile (+7%) y Argentina (+93%).

Los ingresos por comisiones aumentan el 7%, tanto por el crecimiento en volumen como por la mejora de la actividad. José María Alvarez destacó la “buena dinámica en los negocios que más comisiones generan” como la banca mayorista y la gestión de patrimonios y seguros (Wealth Management & Insurance).

Los ingresos totales alcanzan los 25.100 millones de euros, de los que 18.400 millones corresponden a margen e intereses y 5.900 millones a comisiones. Los cerca de 900 millones restantes entran en la partida de ‘otros resultados’. En banca mayorista el banco ha aumentado su cuota en financiaciones estructuradas y en transaccionales; mientras el beneficio en gestión activos y seguros (WM&I) crece el 15%.

Destaca el crecimiento en comisiones obtenido en facturación de tarjetas (+20%), ventas por TpV’s (+30%), primas de seguros (+17%), banca digital y autos (+20%) donde “estamos ganado cuota de mercado porque nuestros clientes fabricantes gana cuota” -dijo Alvarez-, comisiones transaccionales (+9%) y comisiones por fondos de inversión y fondos de pensiones que suben el 5%.

La actividad de banca online, Digital Consumer Bank, registró un fuerte crecimiento (+16%) en el beneficio ordinario, hasta los 572 millones de euros.

El resultado ordinario antes de impuestos fue de 7.915 millones de euros en el semestre, el 4% más en euros corrientes, mientras que los impuestos sobre beneficios fueron de 2.374 millones, el 30% de tasa fiscal efectiva.

Después de impuestos, el be¬ne¬ficio or¬di¬nario alcanzó los 4.894 millones de eu¬ros, que suponen el 16% más en euros co¬rrientes frente al mismo pe¬riodo del ejercicio anterior. Solo durante el segundo trimestre, el resultado atribuido, 2.351 millones, crece el 14% interanual (+2% en euros constantes).

Por mercados, el beneficio ordinario del periodo sube el 38% en Europa (1.839 millones de euros), y el 7% en Sudamérica (1.946 millones), mientras baja el 10% en Norteamérica (1.578 millones) como consecuencia de la prevista normalización de las provisiones de crédito.

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, ha resaltado que la entidad está “invirtiendo para asegurar el futuro y mejorando la conectividad del negocio con el fin de crear valor para el cliente y el accionista. Pese a la incertidumbre y a las dificultades en la economía, confiamos en alcanzar los objetivos de 2022, a la vez que seguimos aumentando el valor contable tangible (TNAV) y el dividendo por acción en el medio plazo, después de aumentar un 9% en los últimos doce meses", ha señalado Botín.

Mejora global

La diversificación geográfica ha sido una de las claves del crecimiento de banco. Según destaca la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, “hemos logrado unos buenos resultados en el primer semestre, con un retorno sobre el capital tangible muy por encima del 13% y una ratio de capital CET1 del 12%, lo que muestra la fortaleza y eficiencia de nuestro modelo y la solidez de nuestro balance”.

“La diversificación nos aporta una base sólida y resiliente para crecer. En Sudamérica, seguimos creciendo de forma rentable, con un 33% de los beneficios del grupo y un 15% del crédito. Norteamérica obtiene un RoTE ajustado por encima del 23%, incluyendo la esperada normalización de las dotaciones por insolvencias, y la rentabilidad en Europa y España ya se acerca al coste de capital, lo que muestra la mejora en la conectividad de la región”, añade la presidenta de la entidad.

Por mercados, en España el beneficio ordinario atribuido crece el 86,1% (652 millones) gracias a unas menores dotaciones por insolvencias (-25,6%) que permiten, junto a la reducción de los costes de explotación (-4,1%) compensar la caída del 5,8% en el margen de intereses, situado en 2.015 millones de euros al cierre del primer semestre.

El crecimiento en el número de clientes mejora las comisiones el 7,1% hasta los 1.475 millones. La entidad cuenta en España con un volumen de créditos de 253.000 millones de euros (+7%), 303.000 millones en depósitos (+12%) y gestiona 74.000 millones en fondos de inversión (-3%). La ratio deficiencia mejora en 2,6 puntos básicos hasta el 49,4%; mientras el coste del riesgo baja en doce puntos básicos y se sitúa en el 0,79%. Con ello el RoTE ajustado crece en 3,4 puntos básicos para situarse en el 7,8%.

En el Reino Unido el beneficio ordinario atribuido sube el 5,6% hasta los 736 millones después de una mejora del 13,1% en el margen de intereses (2.418 millones de euros). El volumen de créditos gestionando es similar al español, 251.000 millones (+4%) mientras los depósitos, bajan el 3% hasta los 221.000 millones. La ratio de eficiencia mejora en 5,3 puntos básicos (51,2%) y el coste de riesgo en once puntos básicos y se sitúa en -0,02%. El RoTe ajustado sube 0,2 puntos porcentuales y se coloca en el 16,1%. El margen de intereses crece el 13% tanto por el aumento e actividad como por la subida de los tipos de interés.

En Estados Unidos destaca el aumento del 5% tanto en los créditos concedidos (autos, consumo y en Corporate & Investment Banking), con un saldo vivo de 112.000 millones como en los depósitos (88.000 millones). El beneficio crece en mil millones pese a la normalización del crédito, al competencia en precios y la caída en leasing.

En México, el banco destaca el crecimiento el 10% en los clientes vinculados y la mayor rentabilidad (+31,6% en el beneficio neto ordinario) hasta mis 546 millones favorecida por la reducción del 22,6% en las dotaciones.

Subida en Brasil

Brasil, por su parte, registra una subida del 9% en créditos (91.000 millones) y del 4% en depósitos (77.000 millones). El coste del riesgo sube 74 puntos básicos hasta el 4,26% mientras la ratio de eficiencia, muy comprometida por la indexación de la inflación, se sitúa en el 30,5% que representa un incremento de 1,6 puntos básicos. El RoTE baja en 1,7 puntos básicos y se coloca en el 27,8%. Con todo, el beneficio atribuido (-1,1%) supera los 1.365 millones de euros con un Magen de intereses que crece el 2,1% hasta los 4.421 millones.

En medios de pago, PagoNxt aumenta sus ingresos el 87% hasta los 398 millones de euros tras manejar un volumen de pagos superior a los 74.600 millones (+35%); mientras en tarjetas de crédito, el Santander se sitúa como una de las entidades con mayor número de tarjetas emitidas y gestionadas a nivel global (96 millones de tarjetas) que le han aportado al banco unos ingresos de 1.951 millones (+28%) tras conseguir una facturación de 146.200 millones (+20%) que representa un aumento del 18% en el número de transacciones realizadas pro sus clientes.

Artículos relacionados