La eléc­trica con­firma el re­sul­tado or­di­nario neto pre­visto para este año de 1.800 mi­llones

Endesa gana 916 millones hasta junio, un 10% más, gracias a las plusvalías

Bogas (CEO) res­ponde al Gobierno y afirma que “no ob­tienen re­sul­tados ex­tra­or­di­na­rios”

Lucas Passa y José Bogas, Endesa.
Lucas Passa y José Bogas, Endesa.

Endesa ob­tuvo un be­ne­ficio neto de 916 mi­llones de euros en el primer se­mestre del año, lo que su­pone un au­mento de un 10,1%, en un con­texto mar­cado por la guerra de Ucrania que ha pro­vo­cado una fuerte subida de las ma­te­rias primas y de los pre­cios de la elec­tri­ci­dad. Este au­mento de be­ne­fi­cios se debió a las plus­va­lías ob­te­nidas por la venta del ne­gocio de mo­vi­lidad eléc­trica a la em­presa ma­triz Enel. Sin ex­tra­or­di­na­rios, los re­sul­tados del grupo as­cen­dieron a 734 mi­llo­nes, un 12% me­nos.

La deuda financiera ascendió a 12.275 millones, con un aumento de un 16,7%, mientras que las inversiones brutas se elevaron a 934 millones de euros, un 25,6% más. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se sitúa en 1.950 millones, lo que supone un alza del 4%, sustentado por la mejora del negocio de generación.

Pese a esta coyuntura desfavorable para el sector, Endesa han confirmado los objetivos financieros para el ejercicio. Así, prevé un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 4.100 millones y un resultado ordinario neto de 1.800 millones.

Todo ello, según la eléctrica, en un contexto de mercado adverso motivado por el estallido de la guerra de Ucrania y el repunte del precio de las materias primas energéticas, singularmente el gas que, en promedio, ha sido un 305% más caro en el primer semestre comparado con igual periodo de 2021.

Como consecuencia de ello, el coste medio de la electricidad en el mercadlo mayorista ibérico ha crecido un 252%, hasta 260 euros. Un nivel que sitúa a España y Portugal en el entorno del resto de principales países europeos como Alemania (186 euros), Francia (229 euros), Italia (249 euros) o Reino Unido (210 euros).

Un entorno muy desfavorable

“Durante esta primera mitad de 2022 hemos comprobado cómo el escenario macro tanto económico como energético han proseguido su senda de deterioro. La invasión de Ucrania no ha hecho más que exacerbar la senda de fuerte crecimiento del precio del gas, motivo último de la crisis energética europea”, ha declarado el consejero delegado, José Bogas.

“El enfoque de la Unión Europea hacia la descarbonización y la autosuficiencia energética en el continente es la única vía realista en el medio y largo plazo. En el corto, afrontamos planes de ahorro y eficiencia energética a escala ibérica y europea, en los que Endesa aporta y aportará propuestas razonables y constructivas como lo viene haciendo durante este último año de crisis de precios”, ha añadido.

En cuanto al nuevo impuesto que el Gobierno quiere imponer a energéticas y a la banca, ha señalado que “estamos pendientes de conocer los detalles del mismo para evaluarlo, pero quiero reiterar -ha dicho-, que no obtenemos beneficios extraordinarios en esta coyuntura, cumpliendo con la legislación aprobada en los últimos meses”.

Respecto al tope del gas para producir electricidad, ha comentado que “medidas particulares como la excepción ibérica mitigan la subida de precios pero no solucionan el problema de fondo como el elevado precio del gas”.

En el buen camino, pese a la adversidad

El director general financiero, Luca Passa, ha señalado, por su parte, que la compañía “está en el buen camino, pese a las complicadas condiciones vividas en la primera mitad del año, para cumplir nuestras previsiones para el conjunto de 2022: un ebitda de 4.100 millones de euros y un beneficio neto ordinario de 1.800 millones”.

“Nuestra estrategia en finanzas sostenibles sigue progresando en un entorno adverso. Entre otros hitos logrados, hemos ampliado de 4.000 a 5.000 millones el programa de pagarés ligados a criterios de sostenibilidad”, ha añadido.

La inversión realizada durante el primer semestre asciende a 926 millones, frente a los 744 millones de euros contabilizados de enero a junio de 2021. De ellos, más del 70% se han destinado a renovables y red de distribución. El portfolio de renovables se eleva a 8.400 MW, sobre un parque generador total de 16.900 megavatios en la península ibérica. La cartera de proyectos asciende a 77.000 MW, de los que alrededor de 9.000 MW tienen punto de acceso y conexión a la red autorizado.

La eléctrica ha consolidado su cartera de clientes, tanto domésticos como empresariales. En concreto, Endesa ha ganado un millón de clientes en el mercado liberalizado hasta alcanzar la cifra de 6,6 millones. Por su parte, los clientes acogidos a la tarifa regulada suman 3,9 millones.

Artículos relacionados