BANCA

Ibercaja gana tiempo para buscar el mejor momento para salir a Bolsa

Su cuenta de re­sul­tados avala la me­jora de la ca­li­fi­ca­ción de Fitch

Ibercaja Plan + Madrid
Ibercaja Plan + Madrid

La apro­ba­ción del plan fi­nan­ciero co­rres­pon­diente a 2022 por parte del Banco de España ha dado aire a Ibercaja en sus planes para salir a Bolsa. Las ur­gen­cias han des­pa­re­cido y la en­tidad ha lo­grado margen para en­con­trar el mo­mento más pro­picio para en­carar su des­em­barco en el mer­cado. El plan fi­nan­ciero in­cluye la do­ta­ción de un Fondo de Reserva equi­va­lente al 1,75 % de los ac­tivos pon­de­rados por riesgo del banco con un pe­ríodo má­ximo hasta fi­nales de 2025.

De hecho, una vez aprobado el plan financiero 2022, Fundación Bancaria Ibercaja ya no está sujeta a la fecha límite actual, 31 de diciembre de 2022, para cumplir con la reducción de su participación en el banco por debajo del 50 % del capital, en virtud de los requerimientos establecidos en la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias.

Eso le confiere un espacio de tiempo adicional para buscar una ventana más favorable a la hora de salir a Bolsa. Y lo hará además con el aval de las agencias de calificación que la vuelve a situar en grado de inversión.

Fitch mejora su calificación

En los últimos días, la entidad ha recibido además otra muy buena noticia por parte de la agencia de medición de riesgos Fitch. La firma ha mejorado la calificación crediticia de casi todos sus tramos. Destaca la mejora a largo plazo que ha subido un escalón de BB+ a BBB- con perspectiva estable. Eso la sitúa de nuevo en grado de inversión, lo cual mejorará notablemente su capacidad de financiación.

Los expertos de Fitch argumentan esta mejora en la mejora material del perfil financiero del banco en los últimos cuatro años. Eso ha supuesto un avance en las métricas de calidad de activos y en la mayor fortaleza de su capitalización.

En concreto, señala la agencia de calificación, Ibercaja presenta una mejorada capacidad para seguir creciendo de forma orgánica y sostenible con un modelo de negocio diversificado y una estructura operativa más ágil. A ello se suma los menores riesgos por deterioro de préstamos después de realizar una limpieza de calidad en sus activos.

Respecto a las perspectivas de futuro en la calificación de Ibercaja, los analistas de agencia de calificación dibujan dos escenarios distintos a los que estar pendientes a corto y medio plazo.

Solvencia e igualdad entre las claves para salir a Bolsa

El primero sería un avance sostenido de la rentabilidad operativa (por encima del 2 % de los RWA), un índice de activos problemáticos por debajo del 3% y una ratio de solvencia financiera CET1 por encima del 12,5%. En este caso, y siempre que la entidad mantenga un enfoque conservador en la toma de riesgo, la firma podría valorar una nueva mejora de su rating.

Esta sería la opción más probable teniendo en cuenta la evolución de su negocio. Ibercaja cerró el primer trimestre de 2022 con un beneficio neto de 63 millones de euros, un 15,2 % superior al contabilizado un año antes. Este ha sido el mayor beneficio neto de la historia en un primer trimestre con todas las partidas principales de la cuenta de resultados mostrando avances sustanciales.

El segundo escenario, en cambio, podría suponer un paso atrás en la calificación si no logra cumplir los objetivos de rentabilidad y solvencia o si el gravamen de capital para activos problemáticos no reservados aumentara de forma sustancial e inesperada. A ello se deberían sumar los crecientes riesgos de morosidad procedentes de los avales ICO por la covid.

Entre tanto, el banco aragonés, sigue reforzando su consejo de administración con la llegada de tres nuevas consejeras en sustitución de otros tantos consejeros que han cesado en sus funciones simultáneamente.

De este modo, logra cumplir con la ratio del 40 % como mínimo de representación femenina entre los administradores no ejecutivos. El banco se alinea así de antemano con la recomendación realizada recientemente por el Consejo y el Parlamento Europeo para las empresas cotizadas en el horizonte de 2026.

Artículos relacionados