El pre­si­dente de la ener­gé­tica y el luso António Costa inau­guran la cen­tral de Gigabateria del Támega

Iberdrola aumenta en 3.000 millones sus inversiones en eólica y solar en Portugal

Galán des­taca el "entorno de es­ta­bi­lidad ju­rí­dica y buen diá­logo" con su Gobierno

Ignacio Galán con Antonio Costa.
Ignacio Galán con Antonio Costa.

Iberdrola se ha com­pro­me­tido ante el primer mi­nistro de Portugal, Antonio Costa, a ace­lerar su apuesta por las re­no­va­bles en ese país im­pul­sando sus in­ver­siones en los pró­ximos años con 3.000 mi­llones de euros adi­cio­nales para crecer en eó­lica y so­lar, según anunció el pre­si­dente de la ener­gé­tica, Ignacio Sánchez Galán, que re­afirmó su apuesta por el país luso de­bido al "entorno de es­ta­bi­lidad ju­rí­dica y buen diá­logo lo­grado por el Gobierno luso en los úl­timos años".

Galán inauguró este lunes, junto al primer ministro de Portugal, António Costa, la Gigabateria del Támega, que con una inversión de más de 1.500 millones de euros se ha erigido en el mayor proyecto de energías limpias de la historia de Portugal y uno de los mayores de estas características en Europa.

Además, en el actual contexto de crisis energética en Europa por las tensiones con Rusia tras la invasión de Ucrania, destacó que esta infraestructura evidencia que "las dos grandes metas" de la política energética, la independencia energética y la descarbonización, "son perfectamente compatibles siempre y cuando se trabaje en la electrificación del sistema económico y productivo".

En concreto, este esfuerzo inversor en renovables de 3.000 millones de euros más permitirá a Iberdrola avanzar en el impulso en Portugal de eólica y solar ya en desarrollo o construcción por hasta 3.000 megavatios (MW), en un mercado clave para la eléctrica y donde batalla por el liderato 'verde' con la local EDP o Endesa.

Galán destacó que "el desafío" de la independencia energética y la descarbonización exigirá unas "enormes inversiones en un complejo" panorama económico, por lo que agradeció a Costa su "implicación" para permitir a Portugal contar con "una planificación y un entorno normativo previsible", así como con una "agilidad en los procedimientos" para abordar ese crecimiento en renovables.

Dentro de este nuevo impulso a las renovables en el país luso que dará Iberdrola, Galán enmarcó el desarrollo de los 450 MW eólicos que hibridará en este proyecto de Támega y el desarrollo de otros 2.500 MW de solar fotovoltaica en todo Portugal.

CRECER TAMBIÉN EN EÓLICA 'OFFSHORE' E HIDRÓGENO VERDE EN EL PAÍS. Además, el presidente de la energética señaló la apuesta de Iberdrola por el desarrollo de la eólica 'offshore' -en el país luso especialmente la marina flotante-, tecnología en la que el grupo es líder mundial, y el hidrógeno verde en Portugal. "El final de un viaje es solo el inicio de otro viaje", dijo Galán, parafraseando al escritor luso José Saramago en referencia a la ambición de la eléctrica en el país.

Por su parte, el primer ministro de Portugal, António Costa, expresó su agradecimiento a Iberdrola como "un socio fundamental" en el desarrollo de renovables y aseguró que esta apuesta de la energética por el país se ampliará a la eólica marina flotante, donde Portugal tiene con un ambicioso plan para desarrollar capacidad por al menos 10 gigavatios (GW) al final de la década, y al hidrógeno verde.

Asimismo, Costa subrayó que la apuesta por las renovables de Portugal le ha permitido tener una dependencia "cero' de Rusia y subrayó que los 17.000 millones de euros pagados a lo largo de estos años por los consumidores lusos en su recibo para invertir en renovables les ha permitido ahora gozar de esta posición.

"Vamos a ser solidarios, pero la solidaridad significa también que no vamos a hacer pagar a los portugueses para compensar el atraso en el que otros se colocaron cuando podían haber hecho una inversión en renovables de 17.000 millones que nosotros sí que hicimos", dijo.

El evento, al que también asistieron el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática de Portugal, Duarte Cordeiro; el secretario de Estado de Medio Ambiente y Energía, Joao Galamba; y los presidentes de las Cámaras Municipales de Ribeira de Pena, Vila Pouca de Aguilar, Boticas, Chaves, Montalegre y Cabeceiras de Basto, sirvió como inauguración de esta 'megaobra' de almacenamiento hidroeléctrico de Támega, cuya construcción se ha prolongado durante casi ocho años.

UN TOTAL DE 1.158 MW. Con una capacidad de 1.158 MW, el sistema electroproductor del Támega es capaz de almacenar 40 millones de kilovatios hora (KWh), equivalente a la energía que consumen 11 millones de personas durante 24 horas en sus hogares, convirtiéndose en uno de los mayores sistemas de almacenamiento de energía de Europa, según estimaciones de la energética.

El complejo está integrado por tres centrales -Alto Támega, Daivoes y Gouvaes- y su capacidad de bombeo le permite almacenar energía para ser utilizada cuando más se precise, incrementando además la potencia eléctrica total instalada en Portugal y evitando la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 al año.

Además, este 'megaproyecto' de ingeniería, en el que han trabajado varios miles de personas, evitará la importación de más de 160.000 toneladas de petróleo al año, consolidándose como motor socioeconómico y de creación de empleo en la región.

Asimismo, la construcción del complejo en este área del norte de Portugal ha contado con un ambicioso plan de acciones sociales, culturales y medioambientales, que benefician a siete municipio , y al que se han destinado más de 50 millones de euros.

Artículos relacionados