Pedro Sánchez anunció en el Estado de la Nación un im­puesto es­pe­cial para com­batir la in­fla­ción

Goldman deshace posiciones en Repsol coincidiendo con el impuesto a las energéticas

El nú­cleo duro de ac­cio­nistas in­ter­na­cio­nales de la ener­gé­tica se man­tiene es­table

Goldman Sachs
Goldman Sachs

Aunque el mo­vi­miento pa­rece más bien un ajuste de car­teras por en­cargo de ter­ce­ros, el grupo fi­nan­ciero es­ta­dou­ni­dense Goldman Sachs se ha des­hecho de su par­ti­ci­pa­ción en Repsol, donde ha lle­gado a tener de forma pun­tual el 5,66% del ac­cio­na­riado. La co­mu­ni­ca­ción a la CNMV , sin em­bargo, se ha pro­du­cido al día si­guiente de que el Gobierno de Pedro Sánchez anun­ciara su in­ten­ción de gravar con un im­puesto es­pe­cial los be­ne­fi­cios ex­tra­or­di­na­rios de banca y ener­gé­ti­cas.

Un día después de comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ostentaba un 5,662% en el capital de la multienergética española (la mayor parte en derivados y swaps), porcentaje valorado en unos mil millones de euros, Goldman Sachs ha notificado que ha reducido su participación en Repsol al 0,648%.

La firma, que mantiene su participación remanente en swaps que vencen entre este año y el próximo, indica al supervisor que dado que las posiciones en Repsol han caído por debajo del 5%, los derechos de voto en la cartera de negociación están exentos de reporte informativo.

Este movimiento de un día para otro en el accionariado de Repsol sugiere que la participación de Goldman podría responder a una cobertura de posiciones de clientes, informaron a Europa Press en fuentes del mercado.

Accionariado estable

En cualquier caso, el núcleo estable de accionistas de Repsol se mantiene con BlackRock con un 5,4%, seguido de Norges Bank, con un 3,3% y de Amundi, con un 3,2%. JP Morgan, que supera el 6,59%, ha efectuado rotaciones con su participación, de modo que en ocasiones baja incluso del 3%, con lo que no es considerado un accionista estable.

Sacyr se desprendió hace unas semanas del 2,9% que conservaba en el capital de la empresa presidida por Antonio Brufau, donde llegó a ser accionista de referencia con más del 20% en en año 2006.

Los títulos de Repsol cayeron este miércoles un ligero 0,08%, tras recuperarse del varapalo del 5% experimentado el martes ante el nuevo impuesto que quiere imponer el Gobierno a las empresas energéticas y después de que la cotización del crudo cayese por debajo de los 100 dólares el barril de Brent.

Artículos relacionados