BOLSA

Ebro Foods, una cierta debilidad

El perfil téc­nico de Ebro Foods se ha de­te­rio­rado de forma no­toria des­pués de que en abril in­ten­tara por ter­cera vez en menos de un año re­con­quistar sin éxito el nivel de los 17 euros por ac­ción. Un in­tento de abor­daje fun­dado en unos re­sul­tados me­jores de lo es­pe­rado en el primer tri­mes­tre.

El beneficio de la compañía de alimentación se elevó a 41,5 millones de euros. Aunque eso supuso un descenso de algo más del 20 % respecto a igual período del año anterior, el grupo logró superar las expectativas del mercado gracias a una muy positiva evolución de las ventas.

Una solidez marcada, según los analistas, por su capacidad de mantener la inflación bajo control en materias primas, costes auxiliares, transporte, energía y salariales gracias a la positiva posición de inventarios de principios de año, el aumento de volúmenes de venta y cambios en la logística de la materia prima.

Sin embargo, en el mercado empiezan a crecer las dudas sobre si Ebro Foods ha conseguido mantener los precios bajo control en el segundo trimestre. También han surgido algunas sombras sobre el resultado de sus recientes adquisiciones.

Unas incógnitas que la compañía deberá despejar en sus cuentas del segundo semestre con vistas a confirmar la consecución de su guía para este año. Entre tanto, la acción cae más de un 5% en el acumulado del año, con un perfil técnico muy preocupante de perder la referencia de los 15,2 euros. En esos niveles, lo más lógico sería que se produjera un rebote, aunque eso dependerá en buena medida de sus cuentas semestrales.

Artículos relacionados