BOLSA

Vidrala, escaso optimismo

La pró­xima se­mana co­mienza la tem­po­rada de re­sul­tados em­pre­sa­riales del primer se­mestre con Vidrala entre las pri­meras em­presas co­ti­zadas en romper el fuego en medio del ac­tual en­torno in­fla­cio­nista y la ele­vada in­cer­ti­dumbre que im­pide ser de­ma­siado op­ti­mista. La clave, apuntan los ana­lis­tas, es­tará en la evo­lu­ción de los már­ge­nes.

De momento, los expertos de Renta 4 confían en que el recargo energético aplicado por el fabricante de vidrios a partir del primero de abril permitirá una intensa recuperación de los márgenes en el segundo trimestre del ejercicio frente a los trimestres anteriores.

De este modo, cabe espera que el margen Ebitda se mantenga en niveles cercanos al 20%. Con todo, la volatilidad en los precios energéticos continúa siendo un lastre, y tan solo la fortaleza de la demanda acompañada de escasez de oferta están ayudando a absorber las subidas de precios implementadas.

En este sentido, señala la firma, la principal preocupación es precisamente la evolución de la demanda en la parte final del ejercicio. Si esta decae, la compañía tendrá mayor dificultad para para digerir una política de precios, volátil y ciertamente inflacionista para los clientes de la compañía.

Otra fuente de preocupación estaría en la subida de la deuda por encima de los 195 millones de euros como consecuencia del impacto en el fondo de maniobra de la aplicación del recargo energético que, a pesar de aplicarse desde abril, aún está pendiente de su cobro. Algo que se estaría contrarrestando por el mercado ante el previsible récord de ventas sobre los 358 millones de euros, un 22% más.

Entre unas cosas y otras, los analistas de Renta 4 han elevado su precio objetivo sobre Vidrala de 69,1 a 73 euros por acción, lo cual tampoco deja demasiado potencial desde su actual cotización de mercado en torno a los 69,5 euros, por lo aconsejan mantener en un ambiente de escaso optimismo

Artículos relacionados