LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa se sitúa en niveles delicados

Julio ha co­men­zado con una caída en el Ibex 35 del 0,93 %, lo que ha de­jado al se­lec­tivo en los 8.100 pun­tos. Una si­tua­ción muy de­li­cada por la rá­pida ra­len­ti­za­ción que están ex­pe­ri­men­tando las grandes eco­no­mías mun­dia­les, acu­ciadas por la es­ca­lada in­con­tro­lable de los pre­cios.

El riesgo de recesión en Estados Unidos es cada vez más notorio, y más con la Reserva Federal ajustando al alza su política monetaria a marchas forzadas. Ya se empieza a hablar de una posible subida de tipos del 0,75 % en su próxima reunión de este mes de julio. Eso sí sería enseñar los dientes para contener la inflación, aún a costa del crecimiento.

La autoridad monetaria estadounidense confía en que la solidez del mercado laboral, con la tasa de paro en el 3,6 %, sea el sostén de la economía a corto plazo, mientras el resto de variables se van reajustando.

Por eso, ahora mismo incluso preocupa más la situación de China, cuya economía también está sufriendo un severo enfriamiento tras la agresiva política de covid cero. Según los analistas, el gigante asiático debería haber tomado el testigo como locomotora de la economía mundial, pero tras perder tracción con los confinamientos, ahora se ve lastrada por la debilidad de sus socios comerciales.

De momento, la agencia de medición de riesgos Moody´s ha recortado sus previsiones de crecimiento para la economía china del 5,2 al 4,5 %. Una debilidad que se contagiará a los países emergentes.

En estas condiciones, los inversores siguen saliendo en masa del sector bancario. Este, teóricamente, debería recoger al alza la subida de tipos, pero la posible pérdida de negocio por la caída del consumo y las amenazas del Gobierno de imponerle nuevos impuestos a los beneficios extraordinarios, como ha ocurrido con las eléctricas, ha provocado fuertes tensiones en el accionariado.

Ahora cabe esperar un rebote de sus cotizaciones que permita al Ibex 35 aguantar sus principales niveles de resistencia en torno a los 8.000 puntos, pero de no ser así se volvería a entrar en una preocupante fase bajista. Todo ello pendiente además de las próximas reuniones de los grandes bancos centrales en la segunda mitad de este mes.

Calendario semanal de Bolsa

Los indicadores de inflación marcarán en buena medida la evolución de los mercados financieros internacionales a la espera de conocer una importante batería de indicadores económicos que se concentrarán en la recta final de la semana.

De hecho, este lunes no se esperan referencias relevantes y para la sesión del martes, lo más destacado será el indicador de confianza elaborado por el instituto económico alemán ZEW.

Para el miércoles, se esperan los datos de inflación definitivos del mes de junio, en España, Alemania y Estados Unidos. Además de estas importantes referencias, los inversores deberán estar atentos a la balanza comercial en China, a la producción industrial en el Reino Unido y la zona euro, así como al índice hipotecario MBA y al libro Beige que llegará desde el otro lado del Atlántico.

En la agenda financiera internacional del jueves destacarán la producción industrial de Japón y los precios de producción en Estados Unidos.

Mucho más intensa será la sesión del viernes con la producción industrial, las ventas al por menor y la balanza comercial de China, la balanza comercial de la zona euro y, sobre todo, con los datos de ventas al por menor, producción industrial, los precios de importación y exportación, la Fed de Nueva York, los inventarios de negocios y la capacidad de utilización de Estados Unidos junto al índice de confianza de la Universidad de Michigan.

Batería de indicadores que augura una recta final de la semana bursátil bastante agitada.

Artículos relacionados