ENERGÍA

Supone va­lorar el 100% de la fi­lial, in­clu­yendo deuda y mi­no­ri­ta­rios, en 4.383 mi­llones

Repsol hace caja con un 25% de su negocio de renovables para acelerar inversiones

La ener­gé­tica vende a EIP y Crédit Agricole Assurances por 905 mi­llones

Planta Valdesolar, Repsol.
Planta Valdesolar, Repsol.

Hace mucho menos de una dé­cada, Repsol era una em­presa pe­tro­lera con su ne­gocio cen­trado en la venta de car­bu­rantes y pros­pec­ción de crudo con un fu­turo más que in­cierto. Con su plan es­tra­té­gico puesto en marcha hace menos de dos años, la com­pañía es­pañola que di­rigen Antonio Brufau y Yosu Imaz ha con­fir­mado el giro ra­dical dado a su ne­go­cio, que ya va ca­mino de con­so­li­darse como una em­presa ener­gé­tica di­ver­si­fi­cada y amol­dada a las exi­gen­cias del cambio cli­má­tico y la des­car­bo­ni­za­ción.

Con ese punto de vista, y tal como se había anunciado, Repsol ha cerrado la venta de una participación del 25% en su filial de renovables al consorcio formado por Crédit Agricole Assurances y el fondo suizo Energy Infraestructure Partners (EIP) por un importe de 905 millones de euros, informó la compañía. Su objetivo es captar recursos, como la prevista venta de un 25% de sus actividades de prospección de crudo, para seguir invirtiendo en la diversificación energética, especialmente en energías renovables.

La operación anunciada este jueves supone valorar el 100% del negocio 'verde' de la multienergética presidida por Antonio Brufau en 4.383 millones de euros, incluida deuda y minoritarios.

El consejo de administración de Repsol se reunió este jueves de manera extraordinaria para aprobar la transacción, que representa un nuevo hito en el cumplimiento del plan estratégico 2021-2025 de la compañía.

En noviembre de 2020, con el lanzamiento de su nuevo plan estratégico, el grupo se dio un plazo de 18 meses para vender una participación minoritaria de este negocio o sacarlo a Bolsa.

A finales del pasado mes de abril, el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ya indicó que se preveía tomar antes del verano una decisión final sobre la entrada o no de un socio minoritario en su negocio de renovables.

La energética destacó que la entrada en el capital de su filial 'verde' de estos dos socios demuestra "la solidez de su modelo de negocio y de crecimiento en este segmento creado hace poco más de tres años".

La venta de una participación minoritaria de Repsol Renovables ha despertado un gran interés entre la comunidad inversora internacional, con entidades de primer nivel ofertando en las distintas fases de este procedimiento.

COMPROMISO DE INVERSIÓN

Además, la incorporación de Crédit Agricole Assurances y EIP como socios lleva aparejado un compromiso de inversión que refuerza el crecimiento de Repsol Renovables en línea con los ambiciosos objetivos de su plan estratégico, que pasan por alcanzar 6 gigavatios (GW) en 2025 y nuevos planes entre los que se incluyen la entrada en nuevos mercados y la incorporación de tecnologías complementarias como la eólica marina.

Repsol reconoce que analiza propuestas para su negocio de E&P, pero que "no ha tomado ninguna decisión" El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, afirmó que contar con socios de este "prestigio" para su negocio en renovables refuerza "la validez de la estrategia y la ambición de la compañía de ser un actor relevante en la transición energética, y da cumplimiento a nuestras expectativas en este importante proceso".

"Nuestro objetivo es alcanzar una capacidad instalada de 6 GW en 2025 y 20 GW en 2030. Como socios, comparten nuestra visión estratégica para crecer en renovables, aportan su experiencia y subrayan el valor de nuestra plataforma de crecimiento", añadió.

Se prevé que la operación, que tendrá efectos económicos desde el pasado 1 de enero, se complete antes de finalizar el año, una vez se hayan recibido las autorizaciones regulatorias necesarias.

REPSOL SEGUIRÁ CONTROLANDO EL NEGOCIO DE RENOVABLES

Según el acuerdo de accionistas, Repsol seguirá controlando el negocio de renovables, por lo que la sociedad Repsol Renovables y sus filiales se seguirán consolidando en las cuentas del Grupo Repsol. De acuerdo con la normativa contable, la operación no producirá ningún efecto en la cuenta de resultados del grupo.

Y es que el grupo siempre había dejado claro que su estrategia para el negocio de renovables pasaba por incorporar un socio con una participación minoritaria, ya que su objetivo es operar y liderar este área.

De hecho, Repsol ya ha aplicado esta fórmula de incorporar socios con una participación minoritaria en algunos sus proyectos renovables. Así, el pasado mes de marzo dio entrada al fondo TRIG (InfraRed) como socio al 49% en la planta fotovoltaica Valdesolar o en noviembre del año pasado alcanzó un acuerdo con Pontegadea (Amancio Ortega) como socio, también al 49%, en el parque eólico Delta.

Artículos relacionados