BOLSA

Ercros recupera la química

La buena evo­lu­ción de las ventas en la pri­mera parte del año ha per­mi­tido a la co­ti­zada Ercros ade­lantar unos mag­ní­ficos re­sul­tados se­mes­tra­les. El grupo quí­mico es­pañol prevé al­canzar un be­ne­ficio de entre 40 y 45 mi­llones de eu­ros, du­pli­cando así las ga­nan­cias de 20,26 mi­llones con­ta­bi­li­zadas un año an­tes.

También espera multiplicar casi por dos el Ebitda ordinario hasta un rango entre los 70 y los 75 millones de euros frente a los 44,5 millones logrados a junio de 2021. Todo ello gracias a una excelente evolución de las ventas de productos terminados que permiten anticipar unos ingresos superiores a los 510 millones de euros respecto a los 360 millones en igual período del pasado ejercicio.

La estimación se ha realizado sobre la base de los resultados cerrados al mes de abril y la visibilidad del mercado en mayo y junio. La compañía cree que la tendencia dominante del año 2022 será positiva y claramente mejorará los ya buenos resultados logrados en 2021, aunque la cuantía de esta mejora no se puede vislumbrar por el alto nivel de incertidumbre actual.

Los mayores riesgos, señalan los responsables de Ercros, siguen apuntando hacia la guerra de Ucrania y en el efecto negativo de este conflicto sobre el precio de las energías. Probablemente, el coste de las energías seguirá siendo alto, pero la disponibilidad de los suministros de gas y petróleo no se verá afectada.

También existen problemas serios que pueden comprometer los resultados como el mantenimiento de la cadena de suministros de materias primas o la ralentización del crecimiento del PIB derivado del fuerte shock de oferta (de la enorme subida del precio de las energías y materias primas) que se vienen observando.

Asimismo, en la segunda mitad del año, y en la medida en que aumente la competencia internacional procedente de otras zonas geográficas con costes energéticos más bajos, el grupo podría empezar a resentirse de un cierto debilitamiento en el precio de sus productos, lo cual dificultaría la traslación a precios, obligando a seguir asumiendo los altos costes.

Con todo, la compañía parece en una muy buena situación para superar todos estos retos. La acción ha reaccionado con subidas superiores al 5% ante las previsiones de beneficios y ya acumula una revalorización superior al 25% en el conjunto del año. El valor se encuentra en plena fase alcista con una inminente barrera en la zona de los 4 euros. Si logra superarla tendría vía libre para avanzar hacia los 5 euros, un nivel que no veía desde 2018.

Artículos relacionados