LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, paso atrás preventivo

Superar la ba­rrera de los 9.000 puntos se ha con­ver­tido en el reto de las bolsas des­pués de un mag­ní­fico abril ce­rrado con avances del 3,1%. Esta cota, sin em­bargo, se ha con­ver­tido en una ba­rrera si­co­ló­gica di­fícil de ata­car. De he­cho, el mer­cado ha en­ca­de­nado cinco se­siones para un global del 2,34% de caídas que ha arras­trado al Ibex 35 hasta los 8.724 pun­tos.

La pérdida de tracción de Telefónica y la recogida de beneficios en el sector bancario ha marcado los descensos en un mercado sin grandes noticias que pudieran justificar la continuidad del movimiento alcista observado el mes pasado.

Los operadores, sin embargo, no tiran la toalla y creen que una vez producido el ajuste fruto de una lógica retirada de beneficios, la renta variable recuperará el tono alcista y no tardará en abordar un salto de calidad.

Todo ello apoyado en la idea de que no existe un verdadero riesgo de recesión en Estados Unidos ni Europa debido al impacto de la guerra en Ucrania. Ahora en cambio se habla de un aterrizaje suave como consecuencia de una esperada relajación de las tensiones en la cadena de suministros y un buen balance de hogares y empresas, entre otras cosas.

La inflación, entre tanto, sigue siendo un problema, pero las medidas más austeras en política monetaria servirán para contener los precios de forma progresiva, por un lado, y para buscar un mayor equilibrio y normalización de las principales economías mundiales.

En este caso, el Ibex 35 puede verse beneficiado por el mayor peso de la banca, uno de los sectores más beneficiados, aunque con la preocupación de fondo de la situación de los países más endeudados y con peor capacidad de crecimiento como España.

Calendario semanal de Bolsa

En este sentido, la reunión del Banco Central Europeo prevista para este próximo jueves marcará el pulso de los mercados financieros más por lo que pueda anticipar Christine Lagarde, presidenta de la entidad, para septiembre que por una inmediata subida de tipos de interés.

A la espera, los inversores deberán estar pendientes de algunos otros indicadores importantes. Este lunes, de momento, apenas se espera la balanza comercial y el PMI Caixin de China.

El martes se darán a conocer los pedidos industriales en Alemania, el PMI servicios del Reino Unidos y la balanza comercial de Estados Unidos.

En la sesión del miércoles, la atención se centrará en el PIB y la balanza comercial de Japón, la producción industrial de Alemania y el PIB de la zona euro del segundo trimestre que estaría creciendo a un ritmo del 0,3%.

El jueves, el foco estará puesto casi exclusivamente en la reunión del BCE.

La agenda financiera internacional se cerrará el viernes con la producción industrial en Japón y China, así como con el IPC y la confianza consumidora en Estados Unidos.

Artículos relacionados