BOLSA

Almirall, pesadez coyuntural

La co­ti­za­ción de Almirall no atra­viesa por su mejor mo­mento. Sin em­bargo, los ana­listas con­si­deran que es una si­tua­ción pu­ra­mente co­yun­tural y que pronto de­berá hacer valer todo el po­ten­cial de su ne­gocio de pa­tentes y pro­ductos mé­dicos ba­sados en tec­no­logía pro­pia.

Tanto es así, que de la decena de analistas que siguen al valor, según la consultora Facset, 7 recomiendan comprar o sobreponderar y el resto se mantiene neutral a la espera de una mejora del panorama financiero y de su actividad.

Entre las opiniones más favorables y recientes se encuentra la de Deutsche Bank. Los analistas de la firma alemana han reiterado su consejo de 'compra' sobre la compañía farmacéutica después de subir su precio objetivo del laboratorio hasta los 14 euros por acción a medio plazo.

Una positiva valoración basada en el alto potencial del activo P3 lebrikizumab. “El resumen de nuestras perspectivas”, señalan en el banco alemán “es que el primer trimestre ha transcurrido bastante tranquilo y el caso de inversión sigue basándose en el potencial del activo P3 lebrikizumab para aprovechar el crecimiento y las pérdidas y ganancias a medio plazo".

No obstante, "dado que el lebrikizumab no se debe presentar antes de finales del año fiscal 2022, pendiente entre otras cosas de los datos de 52 semanas, es probable que el caso de inversión siga siendo lento dado que el activo será una historia de lanzamiento en 2024".

Las acciones del laboratorio, de hecho, acumulan una caída superior al 5% desde principios de año después del duro castigo sufrido con la presentación de sus cuentas trimestrales donde recogía un severo retroceso de más del 31% en su beneficio. Algo que tendrá que ir revirtiendo para recuperar la confianza.

Artículos relacionados