Capta el 11,47% del ca­pital en su OPA sobre Metrovacesa, la mitad del ob­je­tivo

Slim ya tiene su ‘pase vip’ para la inminente reordenación del sector inmobiliario español

Con 125 mi­llones se sitúa como tercer ac­cio­nista (17%) de la pri­mera em­presa es­pañola del sector

Carlos Slim.
Carlos Slim.

El em­pre­sario me­xi­cano Carlos Slim, primer ac­cio­nista del Grupo FCC, ha con­se­guido una po­si­ción de pri­vi­legio ante la pre­vista reor­de­na­ción in­mo­bi­liaria es­pañola. En un mer­cado en el que ya se teme la apa­ri­ción de una nueva bur­buja, es­pe­cial­mente en el sector re­si­den­cial, Slim, a través de FCC Inmobiliaria, se co­loca como un in­versor de re­fe­rencia dentro de una com­pañía, Metrovacesa, en la que el mo­vi­miento de ac­cio­nistas solo es cues­tión de tiempo.

Según un comunicado enviado el lunes a la Comisión de Valores (CNMV), la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada sobre un máximo del 24% de Metrovacesa, se ha saldado con la aceptación de casi 17,4 millones de acciones, que representan el 11,47% del capital. Prácticamente la mitad del objetivo de la oferta estaba limitado a un máximo el 24% para evitar superar el 30% (Slim ya controlaba el 5,5%), que le hubiera obligado a lanzar una OPA sobre la totalidad de la compañía que preside Ignacio Moreno.

FCC Inmobiliaria desembolsará por la oferta 125,26 millones de euros gracias a la financiación del Banco Santander que le concedió un crédito puente de más de 280 millones.

BBVA y Santander a la greña

Metrovacesa está controlada por los bancos Santander y BBVA, titulares del 49,3% y del 20,8% respectivamente, pero tras la oferta pública el empresario mexicano, suma casi el 17% de Metrovacesa lo que le coloca como tercer y destacado accionista de la misma. Y, al mismo tiempo, le posiciona en una posición privilegiada ante un eventual movimiento accionarial en la compañía.

No en vano, el Santander, con una participación algo superior a la de Slim en Metrovacesa, es el accionista de control en Merlin Properties (más del 22% con un segundo accionista que apenas supera el 3%) de la primera socimi española con una cartera de activos valorada en más de 13.000 millones según las cuentas aprobadas en su última junta general.

Una dimensión de empresa y una participación que, sumadas al porcentaje que controla en Metrovacesa y a la tendencia a medio plazo que apunta el sector inmobiliario español, pueden llevar a la entidad cántabra a tomar decisiones a replantearse su estrategia de inversiones en el mismo. Especialmente si se consideran las tensas relaciones que el equipo del banco mantiene con la dirección de Merlin.

Equilibrio de cartera

Esa posición, no solo responde al interés financiero (“oportunidad de inversión”, según el folleto de la oferta) reconocido como objetivo de la OPA. Tener la propiedad del 17% de metrovacesa asegura a FCC Inmobiliaria una suculenta entrada de fondos vía dividendo.

Eso, además, equilibra la fuente de ingresos de la cabecera inmobiliaria de FCC que actualmente proceden de la venta de promociones y los alquileres (sobre todo oficinas) por parte de Realia y Jezzine.

Metrovacesa le aporta no solo el valor de una participación en el primer promotor inmobiliario español, sino que le asegura unos ingresos financieros cuyo origen está en la promoción pura -especialmente residencial- y la gestión de suelo. La compañía, con más de cien años de historia, cuenta con unos activos valorados en 2.599 millones al cierre del ejercicio pasado y ha anunciado su estrategia de centrarse casi en exclusiva en el mercado residencial; para lo cual abandonará paulatinamente sus actividades en renta.

Dicho de otro modo, desde un punto de vista operativo Metrovacesa también supone un complemento casi perfecto a la actividad de Realia que, durante 2021, dividió su cifra de negocios, casi a partes iguales, entre los ingresos por alquileres, especialmente de oficinas (82 millones de euros prácticamente estables durante los últimos cinco ejercicios) y la entrega de promociones (94 millones) en residencial.

Presidida por Juan Rodríguez Torres, Realia cuenta con unos activos valorados (GAV) en 1.906 millones de euros; de los que 1.524 millones -el 80%- corresponden a activos en renta (1.110 millones en oficinas y 310 millones en centros comerciales) y 382 millones a promoción (304 millones son suelo). Prácticamente la inversa de los activos de Metrovacesa en los que el uso residencial representa el 77%.

Artículos relacionados