Hay en­ti­dades que han de­jado de co­mer­cia­lizar ac­ti­va­mente estos prés­tamos

La banca da otra vuelta al precio de las hipotecas fijas en un mercado estresado

A pesar de que los com­pra­dores de casas si­guen apos­tando por esta op­ción

Hipotecas.
Hipotecas.

Una parte nada des­pre­ciable de las en­ti­dades fi­nan­cieras es­pañolas ha echado el freno con las hi­po­tecas fi­jas. O las han subido de precio hasta ni­veles que las con­vierten en poco ase­qui­ble­s-en­ti­dades como Sabadell, Bankinter, ING o entre las más grandes BBVA están co­brando ya más del 3% TAE con má­xima bo­ni­fi­ca­ción- o en al­gunos casos muy con­cretos las han re­ti­rado de cir­cu­la­ción tem­po­ral­mente en las ofertas que ca­na­lizan a través de los in­ter­me­dia­rios hi­po­te­ca­rios.

"Cuando ajustamos al alza y creemos que estamos en una posición cómoda, el mercado nos obliga a otra subida. Nunca se había visto nada igual en la historia moderna, porque tampoco se habían dado unas circunstancias tan excepcionales. Desde los niveles más bajos de siempre estamos pasando a otros que han cogido a muchos compradores de casas con el pie cambiado, porque no se podía prever que los precios se hayan más que doblado desde febrero. Y esto no ha terminado", señalan fuentes del sector.

Primero fue el ajuste de las mejores ofertas desde el 1,5% TAE o incluso menos según los plazos hasta el 2%. Sin solución de continuidad vino otra tanda de alzas hasta el 2,5%, y luego hasta el 3%. Y hay entidades que ya apuntan al 4%TAE (cota que ya alcanzan algunas hipotecas fijas sin bonificación) en sus estrategias a corto plazo. Con Euribor rompiendo a lo grande el nivel del 1% y con expectativas de llegar al 2% a lo largo de 2023, ¿cómo conceder préstamos fijos al 2,5% por mucho que lo demanden los clientes?

Las entidades hyen

Algunas entidades -muy pocas ya- resisten con tipos fijos entre el 2% y el 2,5%. Se van a llevar gran parte del mercado a corto plazo, pero a cambio de someter a un enorme estrés a los márgenes. Por el contrario, firmar hipotecas a tipo variable que se beneficien en el tiempo de las subidas del euribor es la opción más segura y rentable para la banca, que para eso está rebajando los niveles de entrada en este segmento.

"Sólo podemos convencer a nuestros clientes de que firmen una hipoteca variable en pleno rally del euribor si les damos tipos fijos iniciales más bajos y diferenciales mucho más ajustados. Es un sacrificio, claro está, pero el riesgo es mucho menor que el de seguir concediendo hipotecas fijas en un momento en el que es imposible prever hasta dónde puede llegar la subida de tipos", señalan en un banco mediano nacional.

Efectivamente, media docena de los mejores diferenciales sobre el Euribor del mercado ya se sitúan claramente por debajo del nivel del 0,80%, mientras el tipo fijo inicial no se va nunca por encima del 1,5% y en un muchos casos está claramente por debajo del 1%. Está por ver cuál es el efecto llamada de estas ofertas, porque el impacto psicológico de la brutal subida del Euribor pesa en el ánimo de los hipotecados.

"El trasvase va a ser mucho más lento de lo que nos gustaría, pero tenemos que forzar la máquina todo lo posible", señalan fuentes financieras. La banca tiene que hilar muy fino para mover voluntades porque hay un enorme sentimiento de frustración entre quienes quieren una hipoteca y sienten que todo se les ha puesto cuesta arriba. El sector quiere trasladar la idea de que estos precios son interesantes.

En un mercado hipotecario muy estresado por la falta de visibilidad sobre el recorrido de los tipos de interés -que tanto favorece a la banca sobre el papel- y frustrante para los compradores -a los que tanto perjudica la subida del precio del dinero-, la banca tiene que seguir haciendo encaje de bolillos para mantener muy viva la maquinaria productiva. Con el tipo fijo volando en pre

Artículos relacionados