BOLSA

Airbus, riesgo de deslizamiento

Lejos del triun­fa­lismo rei­nante en los mer­cados a prin­ci­pios de año ante el final de las res­tric­ciones por la pan­de­mia, los va­lores li­gados al sector ae­ro­náu­tico es­ta­rían re­cu­lando y per­diendo po­si­ciones otra vez ante la fuerte pre­sión sobre las ventas que está ge­ne­rando la in­fla­ción des­bo­cada. Airbus se en­cuentra entre los prin­ci­pales dam­ni­fi­ca­dos, pero no es el único.

Pese a su actual liderazgo en el sector su negocio se está resintiendo y ya en mayo ha confirmado un 6% menos de entrega de aviones cuando todo apuntaba a una mejora de la demanda por parte de las aerolíneas por la expectativa del aumento de viajes.

A ello se suma el incremento de las materias primas para la fabricación de aviones. Un aumento de los costes que la compañía suele tener complicado ajustar con otras variables, salvo por la vía del empleo ya suficientemente explotada en los últimos años.

Estas incertidumbres han provocado una caída del 13,5 % en la cotización del fabricante europeo de aviones en el mes de junio, con una pérdida anual cercana al 16 %.

Pese a todo, el consorcio europeo mantiene el favor generalizado de los analistas. La totalidad de firmas que siguen al valor recomiendan comprar o sobreponderar. Entre los últimos informes destaca el de la firma alemana Berenger.

Sus analistas han elevado su precio objetivo de 140 a 150 euros por acción, lo cual supone un potencial alcista de más del 50% respecto a los algo menos de 98 euros a los que cotiza en la actualidad.

Una valoración que se encuentra en línea con el consenso del mercado, pero que contrasta con su debilidad desde el punto de vista técnico. Si no logra encontrar soporte en los niveles actuales, corre el riesgo de deslizarse por debajo de los 94 euros, mínimos anuales del mes de marzo.

Artículos relacionados