BOLSA

Ezentis reclama árnica

Después de dos años de in­tensas di­fi­cul­tades y en­ca­de­nando pér­di­das, el grupo Ezentis ha te­nido que clau­dicar al final para so­li­citar a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ayudas por valor de 70 mi­llones de eu­ros. Un im­porte que el gestor de redes de te­le­co­mu­ni­ca­ciones y energía cree su­fi­ciente para salvar su de­li­cada si­tua­ción fi­nan­ciera.

La solicitud se encuentra en proceso de análisis por la SEPI como entidad encargada de la instrucción del procedimiento. En cualquier caso, la compañía se muestra optimista en este sentido al tratarse de una actividad de interés estratégico y contar con un renovado plan de negocios con un nuevo modelo de negocios.

En medio del proceso de reestructuración, el máximo accionista, José Elías, ha demandado al anterior consejero delegado, Fernando González, por un presunto delito de administración desleal. González dimitió a finales del año pasado.

El empresario se hizo con una participación del 28% del capital en enero de 2021 con el objetivo de fusionar la compañía con Audax Renovables. Sin embargo, la operación no se cerró y Ezentis arrastra una deuda de 130 millones de euros y en 2021 acabó con un patrimonio negativo de 159 millones de euros.

En los últimos meses, Elías se ha venido lamentando de que su entrada en Ezentis solo le ha hecho perder tiempo y dinero. Afirmaciones nada halagüeñas que han venido minando la confianza de los pequeños accionistas y de los inversores.

La CNMV ha suspendido de inmediato la cotización de Ezentis cuando cotizaba a 0,145 euros por acción con una caída del 20% respecto a principios de año y en su regreso a cotización se ha desplomado otro 20% para hundirse en mínimos históricos en 0,116 euros por acción.

Artículos relacionados