Los gi­gan­tescos Bridgewater y AQR afloran ‘cortos’ en Santander, BBVA y Bankinter

Los ‘hedge funds’ devoran un 10% de la capitalización bancaria española en diez días

El sector ha re­bo­tado un 3% en dos días, pero los ba­jistas atisban mucho más dolor

Bancos en Bolsa.
Bancos en Bolsa.

Esta vez sí, los grandes ‘hedge fund’s mun­diales se han per­so­nado en el pro­ceso ba­jista que se ha lle­vado el 10% del valor en bolsa de la banca es­pañola en la pri­mera mitad del mes de ju­nio. Detrás de los des­plomes del sector del 7% y del 3% de los días 10 y 13 de junio es­taba la mano de los in­ver­sores ba­jis­tas, que en esta oca­sión han de­ci­dido par­ti­cipar en el juego tras mu­chos meses de in­com­pa­re­cen­cia. No son buenas no­ti­cias para los va­lores afec­tados pero la re­cu­pe­ra­ción pa­rece in­mi­nente.

Si en las correcciones anteriores de 2022 -que las ha habido, y de bastante calado, como la propiciada por el comienzo del conflicto bélico de Ucrania- los ‘hedge’ se mantuvieron en sus cuarteles de invierno frenados por las expectativas de subidas de tipos y sus beneficios potenciales para la banca, ahora desenfundan la pistola a toda velocidad. Es recesión y ajuste duro global lo que están cotizando, y en ese proceso la banca puede aparecer como un perdedor nato, aunque sólo parecerlo.

Estos días, la prensa internacional se hacía eco de la estrategia del fondo Bridgewater de vender de forma masiva bonos estadounidenses europeos con la premisa de que la subida rápida y muy brusca de los tipos de interés acabará por resquebrajar la economía mundial. La firma, que cree que la renta variable puede sufrir otro ajuste a la baja del 25% adicional, es la misma que acaba de aflorar posiciones cortas sobre algo más del 0,5% de Santander y BBVA.

La liquidez, su principal ventaja

Por lo tanto, uno de los ‘hedge funds’ más poderosos de la tierra apunta alto, a los dos bancos más grandes y líquidos de la bolsa española. Es decir, en los que más posibilidades tiene de hacer prosperar sus estrategias bajistas de muy altos vuelos, porque pone sobre la mesa cerca de 400 millones de euros. Han tenido que pasar mucho tiempo, desde el estallido del coronavirus, para ver al transatlántico estadounidense salir de caza en la banca española.

Invitados de excepción

Por lo tanto, la banca cuenta hoy con invitados de excepción en el capital que habían estado ausentes durante mucho tiempo y que van a condicionar el corto plazo en bolsa. Aunque el sector ha rebotado un 3% en la dos últimas sesiones, fuentes bursátiles consideran que puede tratarse de una recuperación de corto alcance, más motivada por la intervención del Banco Central Europeo (BCE) para aliviar la presión sobre la deuda periférica que por el atractivo de los precios.

La velocidad de la subida de tipos -concretada este miércoles en la subida de 0,75 puntos por parte de la Reserva Federal- mete mucha presión a un BCE al que se le acumulan los problemas- y, sobre todo, la falta de visibilidad de hasta donde la puede llevar el deterioro de las grandes economías mundiales, van a seguir aportando incertidumbre a las bolsas y, muy en particular, a un sector financiero cogido ahora con alfileres.

“Hay una actividad muy intensa de los inversores bajistas, que apenas han comenzado a realizar sus estrategias en banca. Este proceso está todavía en la fase inicial, y demuestra que los ‘hedge funds’ están esperando que la corrección, aunque con dientes de sierra, se extienda en el tiempo. Creen que la banca va a sufrir mucho a corto y medio plazo con la inflación disparada y subidas de tipos demasiado bruscas por delante”, señalan fuentes bursátiles.

Es decir, que lo que hasta hace apenas dos semanas era una ventaja para la banca -la subida de tipos-, ahora algunos fondos irónicamente consideran que es la mejor demostración de que el motor de la economía mundial se ha gripado. De momento, lo que el mercado cotiza es que el sector financiero está pagando un coste alto por el parón de la actividad que sería suficiente para neutralizar el efecto positivo en márgenes -el Euribor superó esta semana el listón del 1%- del alza del precio del dinero.

Artículos relacionados