S&P Global reitera su con­fianza en los bancos eu­ro­peos, in­cluidos los es­pañoles

El exceso de capital y la solvencia deben catapultar a la banca española

CaixaBank y Santander, entre las pre­fe­ridas de los ana­listas de Credit Suisse, entre otros

Bancos en Bolsa.
Bancos en Bolsa.

Con el eu­ríbor en po­si­tivo des­pués de seis años, el pa­no­rama de los bancos es­pañoles ha cam­biado ra­di­cal­mente. Aunque in­sisten en que este giro al alza no em­pe­zará a no­tarse en sus cuentas hasta dentro de dos me­ses, la pers­pec­tiva de cre­ci­miento de sus már­genes se ha dis­pa­rado. Algo que em­pieza a ge­nerar tam­bién un cambio de per­cep­ción entre los ana­listas in­ter­na­cio­na­les, que em­piezan a ob­servar un alto po­ten­cial en la banca es­pañola, con Santander y CaixaBank a la ca­beza, para re­coger los nuevos vientos de cola.

Recientemente, la agencia internacional de medición de riesgos S&P Global reiteraraba su confianza en los bancos europeos, incluso en un momento tan delicado como el actual a causa de la guerra en Ucrania. Los expertos de la firma aseguran que la solvencia de las entidades no se verá afectada por el conflicto, aunque si es cierto que el actual escenario invita a una mayor prudencia.

"Es sin duda un entorno macroeconómico más complicado e incierto de lo que habíamos previsto a principios de 2022, y como resultado esperamos que los bancos europeos vean un menor crecimiento de los préstamos y de las empresas, así como un aumento limitado de los costes", ha señalado Nicolas Gharnay, analista de crédito de S&P Global, “pero sin poner en riesgo la solvencia de la mayoría de los bancos eurospeos”.

Una perspectiva con la que coinciden de pleno los analistas de Credit Suisse. En su último informe, la firma asegura que la banca española cuenta con una alta capacidad de capital. Esta mejor posición le confiere mayor visibilidad en los planes de distribución de dividendos una vez superadas las restricciones de impuestas por el BCE a los bancos del Viejo Continente con el fin de proteger su adecuación de capital en plena pandemia.

Al respecto, estos analistas destacan la reanudación del pago a los accionistas con una combinación de dividendos en efectivo y recompra de acciones. Además, el exceso de capital sigue siendo opcional", explican, señalando que la visibilidad es "comparativamente mejor" para las entidades españolas, entre las que destacan a CaixaBank y Santander.

Y aunque mantienen altos niveles de provisiones, marcado por un alto sentido de la prudencia, la firma suiza recuerda que la actual posición de solvencia se encuentra ampliamente por encima de los objetivos exigidos. Un mejor aspecto general respaldado, además, por posiciones geográficas más saludables en comparación con otros bancos del sur de Europa.

De este modo, y teniendo en cuenta “los fuertes descuentos de valoración actuales, las recompras podrían ofrecer a los propios bancos un atractivo retorno de la inversión (RoI), que oscilaría entre el 13 y el 19%" apunta en Credit Suisse.

CaixaBank entre sus valores preferidos

Por entidades, la firma no duda en resaltar a CaixaBank como una de las entidades con mayor potencial, apoyada en un exceso de capital que le confiere numerosas opciones. Una de ellas es la recompra de acciones anunciada para este año por un valor de 1.800 millones de euros. Una elevada cifra gracias al colchón que le confiere su nivel de CET1 del 12% a partir del pasado ejercicio.

La firma, sin embargo, se mantiene a la espera de que se aclare el tamaño final y el calendario de dicha distribución. En cualquier caso, observan el exceso de capital total para final de este ejercicio en cerca de 100 puntos por encima del objetivo del 12% de solvencia. La distribución de todo este importe podría ofrecer a los accionistas una más que interesante rentabilidad.

Sobre las recompras, apunta a que la prevista para 2022 podría ofrecer a los accionistas una rentabilidad del 7% y un aumento del beneficio por acción del 8% en 2022.

Respecto a la retribución en efectivo, la mayor sensibilidad de CaixaBank a las subidas de tipos se traducirá en un "significativo" incremento de los beneficios para los próximos años. Este mix sitúa la rentabilidad por dividendo de la entidad en torno al 9%, entre las más altas de los bancos españoles bajo su cobertura.

**Santander, más que el BBVA, ofrecen alto potencial **

La firma considera que la entidad presidida por Ana Botín está camino de adentrarse en una senda más “normalizada” en los dos próximos años, en especial en cuanto a coste del riesgo. A ello se suma una sólida capacidad de generación orgánica de, aprovechando el exceso de capital del banco por encima de un objetivo del 12%.

Un elevado “poder de fuego” para preparar una posible oferta por Citibanamex. No obstante, para afrontar una operación de este calibre debería plantear posibles desinversiones, posiblemente en Estados Unidos que ahora están dando un alto rendimiento.

En cualquier caso, es una opción a valorar siempre y cuando el presidente de México, López Obrador, deje de meter cizaña contra las empresas españolas por depredadoras. De quedarse al margen de esta opción crecería la posibilidad de aumentar el 'payout' actual.

Los analistas de Credit Suisse también ponen en énfasis la exposición del Santander a la deuda soberana, ya que creen que tiene un "valor razonable" en su caso, donde la ampliación de los diferenciales podría tener un mayor impacto en los niveles de capital. Destacan, además, que parte de su exposición a los bonos está fuera de España y de la Unión Europea.

Para el BBVA también observan beneficios similares para los accionistas, pero en su caso se muestran más prudentes debido a su alta exposición a Turquía que genera grandes incertidumbres por la inestabilidad de la divisa, aunque con un alto potencial con un mercado muy poco bancarizado y de más de 80 millones de posibles clientes.

Artículos relacionados