BOLSA

Merlin, alta proyección

El sector cons­tructor ha con­so­li­dado su ten­dencia de cre­ci­miento en 2021 y este año del 2022 pa­rece que va por el mismo ca­mino. En un mer­cado con poca oferta y con ca­pa­cidad para tras­ladar la in­fla­ción, no es de ex­trañar que los ex­pertos y ana­listas vuelvan a mirar a las grandes so­cimis como Merlin Propertis.

Un interés que sigue creciendo después de que la agencia de medición de riesgos Moody's haya reafirmado su calificación a largo plazo 'Baa2' de Merlin, confirmando todas las calificaciones 'Baa2' de sus emisiones senior no garantizadas. La perspectiva de todas las calificaciones se ha cambiado de estable a positiva.

La firma considera que la perspectiva positiva de la calificación sobre la socimi está respaldada por un perfil financiero mucho más sólido tras la venta de la cartera de sucursales bancarias (Tree) a BBVA y el uso previsto de unos 1.000 millones de ingresos procedentes de esa operación para reducir el apalancamiento e invertir en logística y centros de datos, lo que diversificará el perfil de beneficios de la empresa en los próximos años.

También refleja la expectativa de que en los próximos 12-24 meses la empresa seguirá obteniendo resultados operativos positivos, apoyando una generación de flujo de caja estable, al tiempo que mantiene una estrategia de crecimiento equilibrada en línea con el objetivo de LTV ajustado de la propia compañía de entre el 35%-36%.

Aunque cabe espera un debilitamiento de los beneficios tante en este año como en el próximo debido a la venta de su cartera a BBVA, que representaba un flujo de ingresos "muy estable y a largo plazo" para la empresa, Moody's espera que el Ebitda mejore a partir de 2024 a medida que Merlin aumente la contribución de los beneficios derivados de su cartera logística y las inversiones iniciales en centros de datos. Eso ayudará a reducir la deuda neta sobre el Ebitda hacia 10 veces a partir de 2025.

El valor acumula una revalorización cercana al 10% desde principios de año. Y a pesar del leve respiro tomado en las últimas semanas, se encuentra inmerso en una clara tendencia alcista que le ha permitido duplicar su precio desde los peores momentos de la pandemia. No obstante, todavía le queda camino por recorrer hasta los máximos de 2019 con altos niveles de resistencia entre los 11 y los 12 euros, pero también con alta proyección alcista.

Artículos relacionados