BOLSA

La Bolsa sigue en modo “stand by”

La cre­ciente ten­sión geo­po­lí­tica con el corte de gas a al­gunos países del este y las ame­nazas rusas de em­plear armas nu­cleares en la in­va­sión de Ucrania han obli­gado a los in­ver­sores a man­tener en alto todas sus me­didas de pru­den­cia. En estas con­di­cio­nes, el Ibex 35 ha su­frido una caída del 0,8% en el acu­mu­lado de las cinco úl­timas se­sio­nes, aunque de mo­mento se man­tiene firme en torno a la re­fe­rencia de los 8.600 pun­tos.

Y eso que no ha contado con la colaboración del sector financiero, muy castigado por el mercado hasta el punto de liderar las pérdidas del selectivo. Y eso a pesar de los buenos resultados trimestrales, tanto de la banca como de las aseguradoras. Eso sí, todas las grandes entidades han mostrado su preocupación por los efectos indirectos de la guerra en la economía internacional y en la española en particular.

Este impacto se podría traducir en menor crecimiento y mayor inflación, lo que podría provocar una vuelta atrás en las políticas monetarias. En principio, cabría esperar tres subidas de tipos de interés en este año por parte del BCE para contrarrestar los altos precios, pero estas expectativas se podrían ver reducidas si se mantiene el recorte de las previsiones de crecimiento del PIB.

En el caso de EEUU, la economía se ha contraído un 1,4% en el primer trimestre del año. La primera caída desde la pandemia, lo cual puede frenar el ímpetu de la Reserva Federal a la hora de aumentar sus tipos de referencia. Algo que se verá la próxima semana.

Una situación muy complicada que mantiene a los operadores en vilo y sin tener muy claro a qué carta quedarse. De momento, a corto plazo no se esperan grandes movimientos en el mercado a expensas de que el sátrapa ruso pueda hacer alguna de las suyas y provoque la pérdida de la referencia técnica de los 8.200 puntos.

Calendario semanal de Bolsa

La primera semana de mayo viene marcada se presenta cargada de citas importantes en los mercados financieros internacionales, entre las que destacan las reuniones de la Reserva Federal y del Banco de Inglaterra, los indicadores de actividad PMI y el informe de empleo en Estados Unidos.

Este lunes será festivo en China y el Reino Unido. El cierre de la bolsa londinense tendrá un fuerte impacto en los volúmenes de negocio, pues a través de la city entra gran parte de la inversión extranjera en las bolsas españolas. Este día, por lo demás, se esperan los datos de actividad PMI en medio mundo, además de las ventas al por menor en Alemania, el sentimiento económico, el clima empresarial y la confianza consumidora de la zona euro y los gastos de construcción en Estados Unidos.

El martes seguirá siendo festivo en China, que mantiene unos altos niveles de preocupación por la covid. En Alemania, por su parte, se publicarán los datos de empleo al igual que en la eurozona desde donde también llegarán las cifras de precios de producción industrial. En Estados Unidos destacarán los pedidos a fábrica y en menor medida el indicador de empleo Jolts.

Para el miércoles, último día de celebraciones de la semana en China, se darán a conocer los indicadores de PMI del sector servicios en todas las grandes economías occidentales, incluida en la zona euro donde también se esperan las ventas al por menor. Desde Estados Unidos llegarán el índice hipotecario MBA, la encuesta ADP de empleo privado y la balanza comercial. Este día, sin embargo, la atención se centrará en la reunión del comité abierto de la Reserva Federal en la que se podría poner sobre la mesa una nueva subida de tipos de interés.

En la agenda financiera internacional del jueves, festivo en Japón, destacarán los datos de actividad PMI en China, los pedidos a fábrica en Alemania, el PMI del Reino Unido donde también está convocado el consejo del Banco de Inglaterra, así como los datos de productividad, costes laborales e ISM que se publicarán en Estados Unidos, junto con las habituales peticiones de desempleo.

El viernes, última sesión de la semana bursátil, se darán a conocer el IPC de Japón, la producción industrial en España y los créditos al consumo en Estados Unidos. La atención, sin embargo, estará centrada en el informe de empleo norteamericano.

Artículos relacionados