ECONOMÍA

El Bundesbank quiere subir los tipos de interés en julio

Su pre­si­dente es par­ti­dario de que el BCE aco­meta una pri­mera subida para frenar la in­fla­ción

Bundesbank
Bundesbank

El pre­si­dente del Bundesbank, Joachim Nagel, ha aler­tado de los riesgos cre­cientes de que los bancos cen­trales ac­túen de­ma­siado tarde para hacer frente a la in­fla­ción, por lo que se ha mos­trado par­ti­dario de que el Banco Central Europeo (BCE) aco­meta una pri­mera subida de tipos el pró­ximo mes de ju­lio. "Dado que la in­fla­ción en la zona del euro sigue siendo alta, de­bemos ac­tuar", ha seña­lado el ban­quero cen­tral alemán du­rante una con­fe­rencia pro­nun­ciada este mar­tes. "Si tanto los datos en­trantes como nuestra nueva pro­yec­ción con­firman esta opi­nión en ju­nio, re­co­men­daré un primer paso nor­ma­li­zando las tasas de in­terés del BCE en ju­lio", ha afir­mado.

Nagel ha señalado la necesidad de que los bancos centrales se mantengan alerta con respecto a los riesgos al alza para la estabilidad de precios en el mediano plazo, ya que, en su opinión, cada vez hay menos preocupación de que una normalización prematura de la política monetaria pueda lastrar la economía, mientras que el riesgo de actuar demasiado tarde "está aumentando notablemente".

De este modo, para el presidente del Bundesbank, dada la incertidumbre extraordinariamente alta que rodea la trayectoria futura de la inflación, no se debería retrasar la salida de la actual política monetaria muy acomodaticia, ya que una postura de política monetaria menos expansiva proporciona la mayor flexibilidad.

En la situación actual, ha defendido, "es más importante que nunca que los bancos centrales actúen a tiempo", añadiendo que la actuación de las instituciones debe ser previsible, gradual y dependiente de los datos, lo que permitirá a los deudores hacer frente mejor a un aumento en las tasas de interés y, en consecuencia, limitará el aumento de las primas de riesgo.

El presidente del Bundesbank es el último miembro del Consejo de Gobierno del BCE en expresar su disposición a considerar una primera subida de los tipos en julio, después de que la semana pasada se mostrará también abierto a esta posibilidad Olli Rehn, quien fuera comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE cuando España solicitó su rescate a la Comisión Europea y actual gobernador del Banco de Finlandia.

"Creo que estaría justificado aumentar la tasa de depósito en 0,25 puntos porcentuales en julio y hasta cero cuando llegue el otoño", ha indicaba el banquero central finlandés y miembro del Consejo de Gobierno del BCE en una entrevista con el periódico 'Helsingin Sanomat'.

Con anterioridad, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, y la presidenta de la entidad, Christine Lagarde, habían reconocido que tal decisión era posible, aunque subrayaron que todo dependerá de la evolución de los datos y, por tanto, podría también adoptarse más adelante.

El Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto reunirse de nuevo para discutir su política monetaria el próximo 9 de junio, cuando también hará públicas sus nuevas proyecciones macroeconómicas, tras lo que se reunirá una vez más antes de las vacaciones estivales, el 21 de julio, para no regresar hasta el 8 de septiembre de 2022, con la actualización de sus previsiones.

Artículos relacionados