OPINIÓN

El plan anticrisis y la ingenuidad de los servicios secretos españoles

Nadia Calviño, Vicepta. Economía
Nadia Calviño, Vicepta. Economía

El go­bierno de Pedro Sánchez ha con­se­guido sacar ade­lante su de­cre­to-ley des­ti­nado a co­rregir las re­per­cu­siones de las subidas de los pre­cios del gas y las de­ri­vadas de la guerra en Ucrania. Previamente, la re­duc­ción del precio de los car­bu­ran­tes, junto a una serie de ayudas di­rectas a los co­lec­tivos más afec­tados por la ele­va­ción de los pre­cios, per­mi­tieron des­con­vocar los paros de trans­por­tistas y pes­ca­do­res.

Tranquilidad en las calles. El entendimiento con los agentes sociales y una buena movida vacacional en la Semana Santa confirman la recuperación. Sin embargo, el mayor éxito del gobierno ha consistido en conseguir, junto con Portugal, un precio para el gas de 50 euros (pedían 30 euros) con su consiguiente gran repercusión en el recibo de la luz.

Desgraciadamente, el asunto Pegasus ha desviado la atención de los medios y provocado una explosión parlamentaria. Ruptura del consenso parlamentario. Los dos principales partidos catalanistas exigen reparaciones por el espionaje y todo ello con el trasfondo de la caída de las intenciones independentistas según reflejan las encuestas de los organismos de opinión catalanes. La afrenta del espionaje no hace otra cosa que echar gasolina al lánguido fuego del independentismo.

Acusaciones de la oposición al gobierno por su política económica, sin que sirva de atenuante la situación internacional con las repercusiones en los precios del gas y de la guerra en Ucrania. Acusaciones que contrastan con lo que opinan expertos internacionales bien conocidos cómo Martín Wolf. En efecto, dice así en el Financial Times : ”Incluso antes de la invasión de Rusia en Ucrania el mundo apenas se había recuperado del coste económico de la Covid. Ruptura de. las cadenas de distribución junto o unos altos e inesperados niveles de inflación. Políticas monetarias más exigentes, pero siempre bajo el temor de reavivar la recesión. Todo ello reclama, al menos, modestos niveles de cooperación a nivel internacional y por supuesto y con mayor exigencia a nivel nacional”

La política económica del gobierno centrada en la asistencia a los ciudadanos, empresas y sectores más golpeados por la pandemia y ahora por la inflación ha conseguido recuperar y sostener la actividad económica. Según el Fondo Monetario Internacional, la recuperación prevista por España en el año presente superará a la mayoría de las previstas en las democracias desarrolladas.

Desafortunadamente, el episodio Pegasus no deja de ser una absurda ingenuidad desprovista de sentido y eficacia. Recuérdese que no se consiguió encontrar el escondite de las urnas en las que se debían depositar los votos para la independencia de Cataluña. Resérvense los servicios secretos a bucear en las redes terroristas y yihadistas, incluso en las redes del narcotráfico o en la trata de seres humanos y olvídense de políticos separatistas que actúan la mayor parte de las veces, por no decir todas, a la luz del día.

La compra de sofisticados artilugios a Israel para seguir la pista de conocidos políticos y viandantes catalanes o vascos no solo es un despilfarro de recursos públicos sino una absurda provocación política, un inútil esfuerzo de los investigadores que se traduce ni más ni menos que en avivar el separatismo.

Artículos relacionados