JUNTA GENERAL

El má­ximo eje­cu­tivo se queja del 'enorme ruido contra el sec­tor' que han so­por­tado las eléc­tricas

Endesa cifra en 6.000 millones el coste de topar el precio del gas en 50 euros el megavatio hora

Bogas (CEO) con­si­dera que las me­didas de­be­rían adop­tarse a nivel eu­ropeo

JJosé Bogas, CEO Endesa en la JG 2022.
José Bogas, CEO Endesa en la JG 2022.

El con­se­jero de­le­gado de Endesa, José Bogas, ha ci­frado en 6.000 mi­llones de euros el coste que tendrá el tope del precio del gas de 50 euros el me­ga­vatio hora, que Bruselas ha au­to­ri­zado a España y Portugal ante la si­tua­ción de isla ener­gé­tica que su­pone el mer­cado ibé­rico. Bogas ha in­sis­tido en que la me­dida de­bería ser a nivel eu­ropeo y no in­di­vi­dual para ambos paí­ses, “acotando el pro­blema de raíz”, en re­fe­rencia al gas como prin­cipal cau­sante del alto coste de las ta­ri­fas.

El máximo ejecutivo de la eléctrica, que ha sido reelegido para otros cuatro años de mandato, se ha quejado de las críticas que ha recibido el sector por la elevada subida de los precios de la electricidad, asegurando que estos aumentos son ajenos a la compañía. En este sentido, ha defendido que, desde el comienzo de la escalada de precios energéticos ha habido “momentos de un enorme ruido crítico con el sector, inmerecido en la mayoría de las veces” y, en otras ocasiones, “sustentado en premisas erróneas”, ha afirmado en el discurso pronunciado en la junta de accionistas.

Bogas ha comentado que el acuerdo suscrito por los gobiernos de España y Portugal con la Comisión Europea para topar el precio del gas en 50 euros el megavatio hora tendrá un coste preliminar de, al menos, 6.000 millones de euros, que tendrá que ser asumido por el conjunto de la demanda. El consejero delegado ha comentado que les falta aún por conocer los detalles y que, por tanto, no disponen de elementos para evaluar el acuerdo pero que, en principio, estiman que podría superar incluso esa cifra.

Mucho ruido contra el sector

En su discurso, ha reflejado que la compañía ha hecho un gran esfuerzo por explicar lo que está sucediendo e informado a sus clientes. Sin embargo, “hemos asistido a un enorme ruido contra el sector y, aun así, no hemos cesado en nuestro empeño en dialogar. El gas es el principal causante de las escalada de precios”, ha señalado a los asistentes a la junta.

Antes de finalizar su discurso, Bogas ha realizado una reflexión personal en la que ha destacado que, desde que fue nombrado consejero delegado de la compañía en 2014, su objetivo ha sido convertir la empresa en una eléctrica totalmente limpia y descarbonizada. “No estamos viviendo momentos fáciles ni previsibles pero merece la pena el esfuerzo. Electrificar será uno de los ejes de nuestro crecimiento. El futuro es eléctrico.” ha concluido.

Por otro lado, la junta ha aprobado la reelección de José Damián Bogas como consejero delegado ejecutivo de la sociedad, y de Francesco Starace, consejero dominical. Francesca Gostinelli ha sido nombrada consejera dominical y Cristina de Parias Halcón, consejera independiente. El número de miembros del consejo de administración ha quedado reducido a 12.

Endesa registró un beneficio neto de 1.435 millones de euros, lo que supone un aumento de un 3% más respecto al ejercicio 2020. La eléctrica ha anunciado que repartirá un dividendo de 1,44 euros por acción. La deuda neta asciende a 8.806 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 28,5% respecto al ejercicio de 2020. En cuanto a las inversiones brutas, ascendieron a 2.272 millones, un 32,6% más.

Dividendo de 1,44 euros

La eléctrica ha anunciado el reparto de 1,44 euros por acción lo que supone un incremento de un 11% sobre las estimaciones previstas, aunque equivale a un 28% menos que el año pasado. Endesa abonará el 80% de su beneficio ordinario neto de 2021 a sus accionistas, porcentaje que se situará en el 70% sobre los beneficios de 2022, 2023 y 2024 para adecuarlo a la inversión bruta prevista para los próximos años: 7.500 millones entre 2022 y 2024, y una estimación de 31.000 millones en total hasta el año 2030.

El resultado ordinario neto fue de 1.902 millones, lo que supuso una caída del 10,8%, respecto al ejercicio anterior. En cuanto al Ebitda, ascendió a 4.278 millones de euros, un 6% superior.

Durante 2021, las ventas brutas de electricidad ascendieron a 87,8 teravatios/hora, un 1% menos, debido a las menores ventas a clientes minoristas tanto regulados como del mercado liberalizado. Las ventas a clientes empresariales e industriales en el mercado libre ascendieron a 57,2 teravatios/hora.

Endesa presentó en noviembre pasado su plan estratégico en el que prevé invertir 31.000 millones de euros hasta 2030, lo que supone un 22% más respecto a la cifra presentada en 2020. De ellos, unos 12.000 millones se destinarán a nueva potencia renovable hasta alcanzar 24.00 megavatios operativos.

El objetivo de la eléctrica es ser 100% renovable el año 2040 en línea con la matriz Enel. Para esa fecha, abandonará la comercialización de gas a todos sus clientes. De los 31.000 millones de euros estimados de inversión hasta 2030, unos 12.000 millones se destinarán a nueva potencia renovable. Con ello, el volumen de potencia renovable se triplicará de los 8.300 MW contemplados a cierre de 2021 hasta lograr los 24.000 MW. La cartera de proyectos de Endesa asciende a 77.000 megavatios de energías renovables con visión para 2030.

Otros 12.000 millones de euros se dedicarán a digitalización y modernización de la red para mejorar la calidad del servicio y aumentar la base de activos regulados a más de 13.000 millones. Respecto a le red de recarga para vehículos eléctricos, se cifra en más de 400.000 en 2030, sumando los públicos y privados.

Artículos relacionados