BOLSA

Urbas, ajustes contables en JOCA

Tras la au­di­toría rea­li­zada a la em­presa JOCA, ad­qui­rida a me­diados del pa­sado año, Urbas ha al­can­zado un acuerdo con los ven­de­dores para re­ducir el im­porte de la ope­ra­ción de 35 mi­llones a 15 mi­llo­nes. Esta me­dida, sin pér­didas para el grupo, se pro­duce una vez ana­li­zada la con­ta­bi­lidad de esta so­ciedad co­rres­pon­diente a ejer­ci­cios so­ciales an­te­riores a la ad­qui­si­ción.

Por ello, el Consejo de Administración adoptó el pasado 31 de marzo de 2022 el acuerdo de proceder a reformular las cuentas anuales de JOCA correspondientes al ejercicio 2020, con el objeto de realizar una regularización contable de las mismas.

Todos estos ajustes contables están incluidos en las cuentas anuales de Urbas del ejercicio 2021, que serán presentadas en la junta de accionistas para su aprobación, así como en el Informe Financiero Semestral del segundo semestre del ejercicio 2021 que fue informado al mercado el pasado 28 de febrero de 2022.

Para la adquisición de JOCA, Urbas contó con un informe emitido por la firma independiente CROWE de fecha 19 de enero de 2021, que arrojó un valor razonable de JOCA de 150 millones de euros, en la parte media de una horquilla de entre los 130 y los 175 millones de euros.

Como resultado del acuerdo alcanzado con Rialpa’s World y Alberto Aragonés Monjas, parte vendedora de JOCA, el precio de la compraventa queda reducido de 35 a 15 millones de euros. Para ejecutar esta reducción del precio, Urbas ha recibido acciones propias que eran titularidad de los vendedores valoradas en 20 millones de euros, coincidentes con el valor asignado a dichas acciones en la transacción inicial. Es decir, 0,0125 euros por acción desglosado en 0,010 euros de valor nominal y 0,0025 euros de prima de emisión.

Como consecuencia de esta operación, el grupo constructor obtiene una contraprestación de 1.600 millones de acciones propias en manos de los vendedores, aproximadamente un 3,68% del capital. Estos títulos quedarán en autocartera pendientes de su destino que está siendo analizado por la compañía.

Pese a los ajustes, el Consejo de Administración considera que la adquisición de JOCA es una gran operación para la compañía, cuyas condiciones no se han visto perjudicadas con estos nuevos acuerdos alcanzados con la parte vendedora, los cuales han permitido ajustar el valor de adquisición de forma sustancial.

Una vez realizado este ajuste, Alberto Aragonés Monjas ha decidido presentar su dimisión inmediata como miembro del consejo al ver reducido de forma sustancial su porcentaje de capital en Urbas.

Artículos relacionados