BOLSA

Colonial, París vale una misa

En el marco de su es­tra­tegia de in­ver­sión a largo plazo en edi­fi­cios de ofi­cinas prime ubi­cados en las zonas cen­trales de las ciu­dades donde opera, Inmobiliaria Colonial ha anun­ciado esta se­mana la ad­qui­si­ción, de un im­por­tante edi­ficio en París. Una ope­ra­ción va­lo­rada en 484 mi­llones de euros que tendrá un im­pacto en los in­gresos de la com­pañía con un ren­di­miento del 3,9%.

El edificio, situado en el 91-93 Boulevard Pasteur en la estación Montparnasse de París, consta de casi 40.000 metros cuadrados, ha sido renovado en su totalidad y es el séptimo inmueble de oficinas más grande de la capital gala, han apuntado desde Colonial.

“El activo, hasta ahora propiedad de la aseguradora Primonial REIM France, está ocupado desde 2012 por Amundi, una de las principales gestoras de activos financieros de Europa, con un contrato de obligado cumplimiento de 12 años a partir del pasado 1 de febrero de 2022”, han explicado desde la inmobiliaria.

Según Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial y presidente de SFL, “esta adquisición es una oportunidad única para asegurar una posición estratégica en París, concretamente cerca de una de las principales estaciones de tren de Francia, una zona clave en la ciudad”.

Aunque la operación parece muy buena para el grupo inmobiliario, ha tenido una floja acogida en el mercado ante el riesgo de que su endeudamiento pueda seguir subiendo, pese a la revisión al alza de la valoración de activos. Algo que se podrá analizar en los resultados del primer trimestre.

De momento, su cotización se mantiene en línea con el arranque del ejercicio, en torno a los 8,2 euros por acción, sin demasiadas expectativas de observar un importante rebote a corto plazo pese a contar con el apoyo de la mayoría de las casas de análisis que siguen al valor.

Artículos relacionados