El di­vi­dendo total de 2021 al­canza los 0,145 euros con una alta ren­ta­bi­lidad por ac­ción

Mafpre gana 155 millones hasta marzo con un aumento de las primas del 10,9%

Fernando Mata: "El só­lido mo­delo del ne­gocio de per­mi­tido crecer pese al di­fícil es­ce­nario mun­dial"

Fernando Mata, Mapfre.
Fernando Mata, Mapfre.

El fuerte cre­ci­miento de dos dí­gitos ex­pe­ri­men­tado por las pri­mas, tras dos años de caída por la pan­de­mia, ha im­pul­sado el be­ne­ficio de Mapfre hasta los 155 mi­llones de eu­ros. Los in­gresos del grupo han su­pe­rado los 7.560 mi­llones de euros gra­cias a una cifra de primas que ha al­can­zado los 6.538 mi­llones de eu­ros, la más ele­vada de los úl­timos 5 años. Aunque Iberia es la re­gión con mayor cre­ci­miento y be­ne­fi­cio, las primas han evo­lu­cio­nado sa­tis­fac­to­ria­mente en todas las re­giones donde está pre­sente la ase­gu­ra­dora, con ex­cep­ción de Eurasia.

Fernando Mata, consejero y director financiero, ha señalado en la rueda de prensa realizada tras los resultados, que pese a la mayor volatilidad e incertidumbres derivados del conflicto de Ucrania, con un importante efecto en escenario económico mundial, el sólido modelo de negocio ha permitido a Mapfre crecer con solvencia y solidez en el primer trimestre.

Aunque el grupo asegurador no tiene impacto directo por la guerra, la grave situación deriva, sobre todo, en importantes pérdidas humanas y también en un menor crecimiento y mayor inflación mundial que se afectará de forma indirecta a la compañía.

Aun así, ha subrayado Mata, los resultados se han comportado muy favorablemente, pese a caer un 10,9% respecto a igual período del año anterior, gracias a la buena evolución del negocio de Vida y la aportación de Mapfre Re. “Incluso en medio de las actuales incertidumbres e inestabilidad, el grupo está bien enfocado con capacidad suficiente para hacer frente a los escenarios cambiantes”.

El consejero y director financiero de Mapfre, ha apuntado que “el grupo ha abonado más de 800 millones de euros por siniestros”, reflejando su claro compromiso con los clientes y con la sociedad, y en este sentido ha asegurado que la mejor noticia de estos resultados es “la tendencia a la baja del impacto de la siniestralidad”.

Al respecto, ha insistido en que la peor parte de la siniestralidad por covid está ya superada y la mayor preocupación del grupo asegurador se centra en la actualidad en los ramos de automóviles y salud. Una preocupación diluida por la excelente marcha de los seguros generales y de Vida.

Diversificación y menor siniestralidad

Las primas del grupo aseguraror han crecido un 10,9% en el primer trimestre del año para situarse en los 6.538 millones de euros, con incrementos significativos en todos los mercados y operaciones relevantes. El volumen de primas marca un punto de inflexión importante en el retorno a la senda del crecimiento: es la cifra más alta de negocio en los últimos cinco años y rompe la tendencia de caída de primas de 2020 y 2021, afectados por la crisis del Covid.

Los ingresos del Mapfre entre enero y marzo de este año se situaron en 7.568 millones de euros, lo que representa un aumento del 3,6% respecto al mismo período del año anterior. La mayor parte de los países muestran crecimientos significativos por el comportamiento positivo del casi todas las monedas, tanto en euros como en moneda local.

La estrategia de diversificación geográfica y de negocio se refleja en la evolución del trimestre con un importante crecimiento de la facturación por primas en los ramos relevantes, aumentando la fortaleza y resiliencia del Grupo. En el primer trimestre de 2022 y, a pesar de la variante Omicron, la siniestralidad producida por el Covid se ha visto reducida debido a la positiva evolución de la vacunación.

Esta siniestralidad, aunque disminuyendo, siguen representando casi 46 millones de euros. La mayoría de este importe, que se ha reducido un 58% respecto al primer trimestre del año anterior, se concentra en Latam, con casi 32 millones de euros.

Esta reducción de la siniestralidad por covid origina que el resultado de Vida prácticamente duplique al del año anterior. La ratio combinada se situó al finalizar marzo en el 98%, lo que supone un incremento de 3,7 puntos, por el crecimiento generalizado de la siniestralidad de Automóviles y de Salud, debido tanto a mayor frecuencia de siniestros derivada del aumento de la movilidad como al incremento del coste medio impactado por las tensiones inflacionistas, agravadas por el conflicto de Ucrania.

En la parte positiva, la diversificación geográfica y de negocio de MAPFRE protege a la compañía frente a estas desviaciones. Otros ramos, como el de Seguros Generales, presenta una evolución muy favorable con una ratio combinado del 92,6%.

Alta solvencia y buena rentabilidad por dividendo

El patrimonio atribuible del Grupo al finalizar el primer trimestre de 2022 ascendió a 8.002 millones y los activos totales sumaron 64.644 millones de euros. Las inversiones de Mapfre, por su parte, ascienden a 44.980 millones de euros, de las que la mitad corresponden a renta fija soberana.

La ratio de Solvencia a cierre del año 2021 se situó en el 206,3%, con un 87,4% de capital de máxima calidad. Esta ratio refleja un enfoque prudente del balance y una gestión activa de inversiones, así como la gran solidez y fortaleza del balance.

Con estas cifras sobre la mesa, el Consejo de Administración ha acordado que el pago del dividendo complementario del ejercicio 2021 de 0,085 euros brutos por acción, aprobado por la Junta General de Accionistas, se pague el próximo día 31 de mayo. De este modo, el dividendo total correspondiente a 2021 habrá ascendido a 0,145 euros brutos por acción, con lo que se vuelve a los niveles previos a la pandemia. Así, el Grupo destinará a pagar a sus accionistas un total de 446,9 millones de euros con cargo a 2021, lo que supone un pay-out del 58,4%.

--

Artículos relacionados