El tu­rismo y la re­cu­pe­ra­ción de los sec­tores más dañados por el covid ali­viarán los efectos de la guerra

Banco de España: la respuesta a la inflación será reducir drásticamente el ahorro

Advierte de que el re­traso en la re­cu­pe­ra­ción es re­le­vante para los po­si­bles efectos más es­truc­tu­rales

Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.

La in­fla­ción se ha con­ver­tido en uno de los prin­ci­pales obs­táculos para la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mica a ni­veles pre­pan­de­mia. El go­ber­nador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, con­si­dera que en la me­dida en que los ho­gares per­ciban que el re­punte de los pre­cios será re­la­ti­va­mente li­mi­tado, ten­derán a res­ponder al en­ca­re­ci­miento de su cesta de bienes y ser­vi­cios re­du­ciendo tem­po­ral­mente el ahorro para dar so­porte al con­sumo.

"Por lo tanto esto debería resolver, como factor de mitigación, el impacto de los aumentos de precios en los niveles de consumo real", ha afirmado el gobernador en un encuentro organizado este lunes en Madrid por Goldman Sachs.

Al igual que la zona euro, el gobernador apunta a que España también se enfrenta a riesgos sobre los altos niveles de precios de las materias primas, la alta incertidumbre, la menor expansión de los mercados, y también a la persistencia de las interrupciones de la cadena de suministro.

No obstante, Hernández de Cos considera que hay algunos factores que en principio apoyarán el crecimiento económico en España en los próximos trimestres y que deberían servir para contener el impacto negativo de la guerra en Ucrania.

El primero de ellos es que se estima que la actividad económica se verá impulsada por la recuperación de los sectores que fueron fuertemente golpeados por la crisis de la Covid-19, como el transporte y la hostelería o el turismo, que han mostrado recientemente un notable dinamismo en un contexto en el que la preocupación por las consecuencias sanitarias de la pandemia ha seguido disminuyendo.

Como ejemplo, el gobernador ha puesto en valor los datos más recientes sobre la llegada de turistas desde el extranjero, que ya reflejan una notable recuperación, después del fuerte impacto por la pandemia.

El segundo elemento que ha mencionado el gobernador es que se espera que los hogares recurran al ahorro extraordinario acumulado en la pandemia, dando soporte al consumo.

Otro elemento particularmente relevante para España es que el crecimiento del PIB en particular en 2024 se verá apoyado por los proyectos asociados con el programa 'Next Generation EU', que se espera que proporcione un fuerte estímulo a la inversión. En concreto, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia permitirá a España sumar entre 1,5 y 2 puntos de PIB en 2022 y 2023, y algo menos de 1,5 puntos en 2024, según las últimas previsiones del organismo.

En cualquier caso, las últimas previsiones del Banco de España apuntan a un crecimiento del 4,5% en 2022, lo que implica una cantidad sustancial en comparación con las proyecciones anteriores y supone que se alcanzarán los niveles de actividad previos a la crisis un año después de lo estimado inicialmente, es decir, el año que viene. "Por supuesto, esto también es relevante para los posibles efectos más estructurales de la acumulación de la crisis", ha alertado.

Artículos relacionados