MONITOR DE LATINOAMÉRICA

El plan, nueva opor­tu­nidad de ex­pan­sión para las em­presas re­no­va­bles es­pañolas

Brasil: gran acelerón a las inversiones en energía

El gi­gante la­ti­noa­me­ri­cano se pos­tula como sus­ti­tuto del gas y el pe­tróleo ruso

Inversión en Brasil.
Inversión en Brasil.

Brasil, con México uno de los países clave para las em­presas es­pañolas en Latam, pro­yecta un sen­sible in­cre­mento de sus in­ver­siones en energía en los pró­ximos años, par­ti­cu­lar­mente en re­no­va­bles, y un au­mento de su ma­triz ener­gé­tica. Estos planes cons­ti­tuyen una nueva opor­tu­nidad para las com­pañías es­pañolas del sec­tor, ya muy pre­sentes en Brasil, donde Iberdrola acaba de com­pletar la puesta en marcha de su mayor com­plejo éo­lico.

Según el nuevo plan de expansión energética (PDE 2031), lanzado por la empresa federal de investigación de energía (EPE), el sector energético de Brasil requerirá entre 680.000 y 750.000 millones de dólares en inversiones en los próximos 10 años. La inversión prevista, cuya mayor parte estará destinada a petróleo, gas natural y biocombustibles y, en menor medida a electricidad, es un 18,5% superior al del plan energético decenal previo.

Al presentar el documento, el secretario de Desarrollo Energético, Paulo Cesar Magalhães, anunció que Brasil debe ampliar su matriz un 30% hasta 2031, manteniendo la proporción del 50% procedente de fuentes renovables. El plan, que considera en su volumen de inversión un escenario de avance del PIB del 3% anual, plantea elevar el 37% la capacidad de generación eléctrica. Los principales aumentos procederán de una mayor generación eólica y solar y de proyectos de microgeneración distribuida, la mayoría solar fotovoltaicos.

Brasil está expandiendo su generación renovable, principalmente solar fotovoltaica y eólica, dos fuentes de electricidad que duplicarán su capacidad para 2031, según EPE. Además, planea celebrar su primera licitación de energía eólica marina en 2023. La inversión en actividades de exploración y producción se estiman entre 425.000 y 468.000 millones en 10 años y se prevé que la producción de crudo llegue a 5,2 millones de barriles/día en 2031 (+80% sobre 2021) y la de gas natural a 277 millones de metros cúbicos/día (+107%).

Presencia creciente

La presencia de las firmas españolas de renovables no deja de crecer en la región, donde Brasil es no sólo el líder y uno de los países que más invierte, sino el gran destino español, desde Elecnor a Iberdrola, Acciona, Ibereólica, Enertis o Ingeteam. En Latam están presentes también Gestamp, Abengoa, Siemens-Gamesa, Grenergy, Solaria, Montealto, GNF, Fersa, Barlovento, Inveravente, Bogaris, Ener, T-Solar, Solarpack, Urbaser, CGS o Bionor. En Brasil, donde en el sector energético están también implantadas Repsol, Naturgy y Red Eléctrica, se encuentran más de 500 empresas, entre ellas también Ferrovial, Santander, Telefónica, Mapfre, Aena, Dia, ACS, Sacyr, Globalia, y para España, es el primer destino inversor en Latam.

Días atrás, Iberdrola anunció que ha completado la puesta en operación en Brasil de 'Chafariz', su mayor complejo eólico en el país, formado por 15 parques y con el que la compañía duplica la cartera eólica de Neoenergia, su filial allí. Iberdrola, que avanza en la construcción de otro ‘megacomplejo’ eólico el de ‘Oitis’, puso en operación en enero la línea eléctrica Jalapão, de 730 kilómetros y el año pasado logró la construcción y puesta en servicio de una subestación eléctrica en Minas Gerais. Por su parte, Acciona Energía desembarcó a fines de 2021 en el mercado de la generación renovable de Brasil, con la adquisición de dos proyectos eólicos. Y Enel planea acelerar su crecimiento renovable en Brasil con más inversiones eólicas y solares.

Suministros fiables

En este contexto, el ministro de Economía, Paulo Guedes, ha destacado que Brasil puede convertirse en la solución para Europa en cuanto a sus necesidades energéticas y agrícolas gracias a la seguridad de abastecimiento y la normativa del país, en un momento en el que “todos recalculan los riesgos geopolíticos” con la guerra en Ucrania. En una entrevista con EFE, dijo que, en un momento de “sombras” y ante los problemas y la dependencia de Europa del gas ruso, sus fertilizantes y su petróleo, o de los cereales de Ucrania, cabe la posibilidad de que Brasil “ocupe ese lugar” como productor de materias primas y productos “en un entorno económico y normativo seguro”.

El ministro se mostró convencido de que, en los próximos años, Brasil será un “foco de inversión” y desarrollo” y que el país puede absorber con éxito la inversión que llegue y facilitar materias primas, productos y energía al resto del mundo. Brasil está inmerso en un proceso de privatización de empresas estatales y puesta en marcha incentivos fiscales para atraer inversión. Tras destacar la presencia de empresas españolas en el país, señaló espera un aumento de la inversión exterior y no sólo en energía o agroindustria, sino en finanzas, infraestructuras, comunicaciones, 5-G o el desarrollo del hidrógeno en un país que apuesta por las energías verdes.

Guedes llamó a una mayor inversión española en Brasil e hizo hincapié en que, por sus facilidades de suministros presentes y futuros, el país debe adquirir más protagonismo en un momento en el que las distintas regiones del mundo están analizando una relocalización industrial para evitar los problema sufridos con la logística, el transporte o la carencia de productos como los semiconductores. “Las inversiones industriales que antes se hacían en Asia puede que ahora se reubiquen en Latinoamérica”, apuntó.

Artículos relacionados