SEGUROS

Mapfre, ventas con borrón y cuenta nueva en Indonesia

Varios fondos de in­ver­sión se harán cargo de las fi­liales de la ase­gu­ra­dora en el país asiá­tico

Antonio Huertas, Mapfre
Antonio Huertas, Mapfre

En oca­sio­nes, cuando un ne­gocio no da el re­sul­tado es­pe­rado es mejor hacer bo­rrón y cuenta nueva. Y más en mo­mentos tan com­pli­cados como el ac­tual. En este marco se en­cuadra la de­ci­sión de Mapfre de salir del mer­cado ase­gu­rador in­do­ne­sio. Para ello ha al­can­zado un acuerdo con Aseana Insurance, en­tidad do­mi­ci­liada en Singapur pro­piedad de fondos de in­ver­sión ges­tio­nados o ase­so­rados por el grupo Warburg Pincus, para la venta de toda su par­ti­ci­pa­ción de sus fi­liales en el país.

En concreto, la aseguradora se deshará de la totalidad de su participación en las entidades PT Asuransi Bina Dana Arta TBK (ABDA) y PT Mapfre ABDA Assistance (ABDA ASSISTANCE), un 62,33% y un 51%, respectivamente.

El precio de la operación se ha elevado a 62,9 millones de dólares, equivalentes, aproximadamente, a 56,6 millones de euros, y generará un resultado neto de impuestos que a fecha actual asciende a 600.000 euros.

Mapfre tomó su participación en ABDA en 2013 y 2017, mediante sucesivas adquisiciones por un importe total de 152,59 millones de euros, registrando en 2019 y 2020 un deterioro de 102 millones de euros. Por su parte, ABDA ASSISTANCE fue constituida por MAPFRE Asistencia en 2015 y cuenta con unos fondos propios equivalentes a 775.000 euros.

Más allá de esta operación, la cotización de Mapfre ha entrado en una senda bajista al compás del resto del sector financiero arrastrado por la invasión de Ucrania. Las acciones se han desplomado un 20% para ir a buscar soporte sobre el nivel de 1,6 euros. En condiciones normales, este nivel presentaría un suelo sólido desde donde rebotar, pero ahora mismo todo apunta a que continuará la corrección hasta al menos 1,4 euros.

Artículos relacionados