BOLSA

Línea Directa, primera decepción

El ba­lance en Bolsa de Línea Directa, fi­lial de Bankinter du­rante 26 años, es algo más que de­cep­cio­nante a punto de cum­plir su primer aniver­sa­rio. Apenas pre­senta una va­lo­ra­ción li­ge­ra­mente por en­cima de su sa­lida a Bolsa en 1,317 euros por tí­tulo en un pe­ríodo que se an­to­jaba fa­vo­rable para el sector ase­gu­rador y para la com­pañía en par­ti­cular

Un espejismo. De hecho, la aseguradora cerró 2021 con un beneficio de 103,6 millones de euros, un 29% menos que en el ejercicio anterior. Un descenso achacado a los resultados extraordinarios de 2020 gracias a la caída de la siniestralidad como consecuencia de la pandemia y las medidas de restricción de la movilidad.

Los analistas, en cualquier caso, siguen confiando en la acción. En un reciente informe sobre el sector, los expertos de Berenberg fijaban el precio objetivo de Línea Directa en 2,06 euros por acción, lo cual supone un altísimo potencial a medio plazo.

Además, también sigue despertando el interés de los grandes inversores. El consejero dominical Fernando Masaveu Herrero ha notificado recientemente a la CNMV un aumento de su participación en Línea Directa hasta el 5,012% en el capital a través de Corporación Masaveu.

De este modo, el empresario ha pasado a controlar un total de 54,54 millones de títulos valorados en 79,6 millones de euros, de los cuales un 4,94% de acciones son controlados de manera indirecta y un 0,071% de manera directa. Masaveu es el tercer principal accionista de Línea Directa, únicamente por detrás de Cartival (19,15%) y Bankinter (17,415%), compañía de la que se escindió en 2021.

Los títulos de Línea Directa, que en estos días ha descontado un dividendo de 1,9 céntimos de euro por acción, cotizan en torno a 1,41 euros con una caída en el año de algo más del 10%. Con todo, para algunos operadores estos niveles suponen una excelente oportunidad de entrada para aprovechar su alto potencial.

Artículos relacionados