BOLSA

Telefónica renace sus brotes verdes con la primavera

Los ana­listas se suben al carro de la reor­de­na­ción de las te­lecos en Europa

J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.
J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.

Los fun­da­mentos de las te­lecos eu­ro­peas, según JP Morgan, es­ta­rían me­jo­rando con la apa­ri­ción de nuevos “brotes ver­des” en el sec­tor. Sin em­bargo, el banco de in­ver­sión es­ta­dou­ni­dense ma­tiza el po­ten­cial de Telefónica en contra del sentir ge­neral del mer­cado y del con­junto de grandes ana­lis­tas, que apuesta con con­vic­ción por la mul­ti­na­cional es­pañola que pre­side José maría Álvarez-Pallete.

La firma ha reiterado su recomendación de “infranponderar” a la operadora española pese a elevar su precio objetivo de 3,7 a 4,3 euros por acción. Esta valoración, en cualquier caso, se sitúa por debajo del actual precio de mercado de la cotizada española.

En su informe, los analistas de JP Morgan afirman que, aunque "los fundamentos están mejorando, sobre la compañía aún pesa el lastre de los últimos años de los vientos en contra regulatorios, una ola de nuevos participantes, la mercantilización y la mala ejecución se combinaron para hacer caer los ingresos del sector, el Ebitda y el EFCF en un 20%, 35% y 70% desde 2011.

En general, señalan, la mayoría de las empresas de telecomunicaciones deberían volver a crecer este año respaldadas por el repunte de las puntuaciones de NPS, la caída de las tasas de abandono y el poder de fijación de precios selecto (Reino Unido, Finlandia, Países Bajos)".

Sin embargo, señalan que a los inversores "les preocupa que esto sea insostenible dada la regulación que a veces compensa de manera inadecuada los riesgos de inversión, pone en desventaja a las telecos europeas en relación con sus pares globales y se aplica de manera inconsistente en toda la cadena de valor".

Convicción de los inversores

En los patios de operaciones, sin embargo, existe una mayor confianza en el potencial de Telefónica a corto y medio plazo. Creen que debe empezar a recoger algunas noticias positivas

Entre ellas, la intención de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia de revisar las obligaciones de Telefónica si aparece un operador que la supere en número de clientes, como puede ser el caso tras la fusión que están estudiando Orange y MásMóvil.

A los operadores dominantes en este mercado se les exige que presten servicio a las compañías más pequeñas para mejorar la competencia “aguas abajo”, independientemente del gran esfuerzo de inversiones que supone el establecimiento de grandes redes de comunicaciones.

Se trata de facilitar la aparición de varios actores en el mercado para fomentar la competencia. Es algo que ha sabido a gloria entre los accionistas de la compañía y que le ha sentado muy bien a su cotización.

A raíz de ellos, algunos analistas sitúan el precio objetivo para las acciones de Telefónica claramente por encima de 5 euros e incluso algunos creen que puede irse a buscar los 5,50 frente a los algo más de 4,3 euros por acción marcados en estos días tras acumular una revalorización de más del 12% en el año.

A los precios actuales, el PER, relación precio beneficio, de Telefónica se sitúa en poco más de tres veces. Es un nivel muy bajo para una tecnológica. Eso supone que la empresa cotiza barata en términos objetivos. A ello se suma su elevada rentabilidad por dividendo del orden del 8%, muy por encima de la media del mercado.

La operadora reparte dividendos en diciembre y junio de cada año. El próximo pago será de 0,15 euros brutos por título mediante la fórmula de dividendo flexible. El inversor podrá elegir entre recibir efectivo o en acciones de nueva emisión. El dividendo total con cargo al ejercicio en curso (0,30 euros por título) se repartirá completamente en efectivo. Así que Telefónica puede convertirse en una de las estrellas del parqué en los próximos meses.

Artículos relacionados