Empiezan a soltar lastre pero si­guen al acecho en el sector eléc­trico, donde han hecho una for­tuna

Los bajistas dan por terminada su primera gran cosecha del año en el Ibex 35

La ma­yoría del mer­cado ya ha asu­mido los grandes riesgos geo­po­lí­ticos y de tipos

Sin título
Sin título

Los te­midos ‘hedge funds’ em­piezan a aflojar la soga de las em­presas co­ti­zadas es­pañolas en este tramo final del primer tri­mestre de 2022. Salvo en las com­pañías eléc­tri­cas, donde man­tienen un ojo avi­zor. Un pe­ríodo en el que han hecho ju­gosas plus­va­lías en va­rios sec­to­res, con el ener­gé­tico a la ca­beza. En un en­torno de ban­dazos por mo­mentos dra­má­ticos en los pre­cios, los in­ver­sores ba­jistas han eje­cu­tado su es­tra­tegia a pla­cer. Ahora llega el mo­mento de re­coger los fru­tos. Y lo harán con cre­ces, siempre a costa del pe­queño in­ver­sor.

Así lo demuestra la mayoría de sus últimas decisiones en el mercado continuo. Bajistas muy activos este año como el estadounidense Millennium Capital han rebajado sus posiciones cortas en las ‘utilities’ reguladas como Red Eléctrica o en Enagás hasta niveles muy cercanos al 0,5% del capital, muy por debajo de los paquetes más altos alcanzados a lo largo de 2022 que han convertido a ambas compañías en la más atacadas del Ibex 35.

También ha habido movimientos -en este caso en todas las direcciones- en renovables como Solaria o Audax, otros dos de los grandes objetivos de los ‘hedge’, que en el caso concreto de las eléctricas todo indica que se están tomando un respiro temporal, porque siguen al acecho de nuevas oportunidades. El sector eléctrico ya ha sufrido un severo ajuste por ser el gran perjudicado por las importantes subidas de los tipos de interés que el mercado descuenta hasta final de año.

En lo que va de año, el sector pierde cerca de un 4% en bolsa. Ningún otro de los grandes grupos del Ibex 35 lo hace peor, pero hay que tener en cuenta que las caídas han llegado a ser mucho más cuantiosas durante el año, hasta casi doblar la cantidad anterior. Por lo tanto, los bajistas han tenido la oportunidad de hacer un negocio muy jugoso en el sector, que ahora se enfrenta a grandes incertidumbres a corto plazo. La mayor, la iniciativa del Gobierno de topar el precio de la luz y los movimientos de una parte del Ejecutivo para subir los impuestos al sector.

“Las eléctricas han sido un refugio de libro para los inversores durante los momentos de pánico generados por la guerra de Ucrania y, sobre todo, por la previsión de que la esperada subida de tipos en Europa se frenaría durante mucho tiempo. Pero la posición del BCE -que ha sorprendido a gran parte del mercado- de atacar unas tasas de inflación galopante han provocado otro giro de los acontecimientos”, señalan en una gestora.

Aunque con estas cartas sobre la mesa los expertos no esperan otro gran ataque bajista contra las eléctricas en el más rabioso corto plazo, creen que los ‘hedge’ seguirán muy activos durante todo 2020 porque “ningún otro sector va a soportar tanta presión si los tipos en la zona euro se van al 0,50% este mismo año, como algunos ya pronostican. y luego está el riesgo de intervencionismo político”, señala un veterano bolsista.

Mientras crecen las expectativas de un alto en fuego en Ucrania que puede dar alas a los castigados valores de consumo y a los que más se pueden beneficiar de una subida de los tipos de interés, los bajistas bajan el pistón en otros valores. Es el caso de ACS, donde su mayor bajista Ako Capital también está recogiendo plusvalías, o de Pharma Mar o Sacyr, valores donde los ‘hedge’ han apostado muy fuerte durante el año y empiezan a retroceder.

“Algunas de las subidas fuertes que hemos visto en los últimos días responden a las recompras de acciones en mercado que los ‘hedge’ tienen que hacer para cerrar sus ‘cortos’. Un cierre que todavía no es masivo, pero que está siendo todo un alivio para el mercado, que estaban en unos niveles de especulación muy peligrosos. Vamos a ver hasta cuándo dura esta tregua”, señalan en un gran ‘broker’ nacional.

Artículos relacionados