BOLSA

Renta Corporación necesita rehabilitación

Los bol­sistas no acaban de re­cu­perar la con­fianza en Renta Corporación a la es­pera de que con­siga re­cu­perar la nor­ma­lidad plena de su ne­gocio a lo largo de este año. Es cierto que en los úl­timos tri­mes­tres ha ex­pe­ri­men­tado una no­table me­joría de la ac­ti­vi­dad, pero no lo su­fi­ciente para cum­plir en su to­ta­lidad los ob­je­tivos pre­vis­tos.

El grupo, especializado en la rehabilitación de inmuebles para su venta o alquiler, cerró el pasado ejercicio con un beneficio de 6,9 millones de euros confirmando la senda positiva, pero se ha quedado muy por debajo de su guía. La compañía había fijado una guía de 10 millones de euros que no ha podido cumplir, incluso a pesar de los extraordinarios de 2,3 millones de euros logrados por la venta de casi la mitad de su socimi Vivenio.

Una decepción, apuntan los analistas, marcada por la debilidad de los márgenes. No obstante, destacan los planes de diversificación adoptados por la compañía para aprovechar las grandes oportunidades que han quedado tras la pandemia en los sectores hotelero y logística.

Entre las nuevas actividades, los analistas destacan Renta Storage sector de los trasteros en población urbana y Terra Green Living, promotora verde, que construirá vivienda sostenible mediante un proceso de producción industrializado. Estas actividades vendrán a complementar la actividad la gestión de Vivenio. Ahora solo cabe esperar a ver si cumplen con las expectativas de retorno.

Por lo demás, en el mercado sigue preocupados por sus niveles de apalancamiento, a pesar de cerrar el ejercicio con buenos niveles de liquidez. Su deuda financiera neta ha descendido, cerca de un 12%, pero se mantiene en torno a los 42 millones de euros; cuando su capitalización bursátil ronda los 62,5 millones de euros.

La cotización de Renta Corporación se mantiene por debajo de los 2 euros por acción y con un volumen ínfimo, si bien mantiene una revalorización cercana al 10% en el acumulado del ejercicio. Pese a este avance, los expertos técnicos se mantienen escépticos con su perfil técnico y no creen que vaya a mejorar mientras no supere la dura resistencia que encuentra sobre los 2,2 euros por acción.

Algo que dependerá de las positivas perspectivas del grupo para este año gracias a la buena marcha del consumo, la recuperación del mercado laboral, la reactivación del sector turístico y unas rentabilidades más atractivas para sus activos.

Artículos relacionados