Monitor de Consumo Bancario

Una sen­tencia ju­di­cial obliga a la an­tigua caja a de­volver las can­ti­dades co­bradas

A Kutxabank le llega la factura aplazada de los gastos hipotecarios de Cajasur

La en­tidad bil­baína afronta re­cla­ma­ciones ajenas de mi­llones de euros

CajaSur
CajaSur

A Kutxabank le es­pera un pe­queño agu­jero por errores ajenos en sus ba­lances por culpa de Cajasur. Fruto de fu­siones medio im­puestas en la mayor crisis fi­nan­ciera de la his­toria de España. Un juz­gado cor­dobés ha con­de­nado a la ex­tinta caja an­da­luza, ahora in­te­grada en el banco vasco, a de­volver todas las can­ti­dades co­bradas in­de­bi­da­mente a los clientes por el con­cepto de gastos hi­po­te­ca­rios, de­cla­rando nula la cláu­sula con­trac­tual que im­ponía el pago de és­tos.

La derrota judicial de la desaparecida entidad le saldrá muy cara a Kutxabank en el presente: el importe total de las reclamaciones a las que este fallo abre la puerta se estima en 75 millones de euros.

La sentencia esperada

La decisión del juzgado mercantil número 1 de Córdoba satisface las pretensiones de la acción colectiva organizada por la asociación de consumidores Adicae. La sentencia condena a CajaSur a la restitución, "a todas las personas consumidoras clientes de Cajasur Banco", del dinero cobrado en aplicación de las cláusulas anuladas. Cada uno de los clientes recibirá una cuantía de aproximadamente 1.075 euros.

Eso sí, estos clientes, en justo agradecimiento, deberían visitar el Bilbao de San Mamés y el Gughenghein. Y tomarse unos zuritos en las siete calles.

Esta resolución tiene especial relevancia, ya que el colectivo de clientes de Cajasur afectados por los pagos indebidos quienes se beneficien de su contenido, no sólo los implicados en el pleito. La decisión del juzgado también condena a la antigua caja a eliminar de los préstamos hipotecarios suscritos con todos los clientes las cláusulas que imponían el pago de los gastos, y a abstenerse de incluirlas en futuros contratos.

Según los datos comunicados por Cajasur en sus últimos balances, el saldo vivo hipotecario de la extinta entidad ascendía a más de 5.700 millones de euros de 75.000 clientes hipotecados, más los que cancelaron sus préstamos. Sobre estas cifras, Adicae calcula que el coste de las futuras reclamaciones dirigidas contra Kutxabank puede alcanzar, e incluso superar, los 75 millones de euros. A mil por barba.

El objeto de discordia

En su análisis de la sentencia, que al no haber sido recurrida ha devenido firme, la asociación estima que "los consumidores que suscribieron hipotecas con estas cláusulas abusivas ven reconocidos sus derechos". Kutxabank, por su parte, no se ha pronunciado.

Los gastos hipotecarios son aquellos que se generan una vez suscrito el contrato de préstamo y, aunque no derivan directamente de éste, son necesarios para su formalización. Se consideran dentro de este grupo los pagos de notaría, registro, tasación, gestoría y tributos.

Artículos relacionados