LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa en economía de guerra

Los mer­cados fi­nan­cieros in­ter­na­cio­nales van a ce­rrar el mes de fe­brero bajo la pre­sión de la in­va­sión de Ucrania por parte de Rusia. El Ibex 35 no ha sido me­nos. El se­lec­tivo ha per­dido un 1,5% en las cinco úl­timas se­siones para quedar li­ge­ra­mente por de­bajo de los 8.500 pun­tos.

Va camino de cerrar el mes de febrero con una caída del orden del 2,5%. Y podría haber sido peor, de no producirse un importante rebote en la sesión del pasado viernes.

Las consecuencias de la megalomanía de Putin aún no están claras, pero lo cierto es que el impacto económico mundial será enorme. Las sanciones de Estados Unidos y Europa se antojan ejemplares, pero eso traerá importantes efectos recíprocos, pues no se espera que el tirano ruso se quede con las manos cruzadas.

Con todo, los analistas de Credit Suisse creen que el conflicto no tiene potencial, al menos por ahora, para llevar a la economía mundial a la recesión. El Comité de Inversión de Credit Suisse asume que los gobiernos occidentales, en especial los europeos, más afectados por esta crisis, utilizarán herramientas de política fiscal para amortiguar las consecuencias económicas.

Sin embargo, el dinero sigue siendo miedoso, saliendo de los activos de renta variable para buscar refugio en el mercado de bonos y, sobre todo, en los metales preciosos. La onza de oro ha acelerado el paso y ya se acerca hacia los 2.000 dólares. Algunos expertos esperan que esta subida continúe al menos hasta los 2.600 dólares la onza.

Sea cual sea el impacto final, todo ello ha venido a empañar lo que se puede calificar como una notable temporada de resultados empresariales con casi todos los “blue chips” del mercado español con resultados récord. Una nueva oportunidad perdida para recuperar la sicológica cota de los 9.000 puntos, algo que de momento parece ya aparcado a un lado. En estos días de turbulencias, el Ibex podrá darse con un canto en los dientes si consigue aguantar sobre los 8.000 puntos en el corto plazo.

Calendario semanal de Bolsa

Más allá de la guerra que se libra en Ucrania tras la invasión de Rusia, los inversores se enfrentan a una muy complicada semana con los indicadores de actividad como principal referente junto con el informe de empleo que se publicará el viernes en Estados Unidos.

Hoy lunes se cerrará el mes de febrero con las cifras de ventas al por menor en Alemania, la producción industrial de Japón, el IPC en España, así como con la balanza comercial, los inventarios y el PMI de Chicago en Estados Unidos.

El mes de marzo comenzara el martes con los inversores pendientes de los indicadores de actividad PMI manufacturero en medio mundo, desde China a Estados Unidos. También se esperan el IPC de Alemania y los gastos de construcción estadounidenses.

En la sesión del miércoles, la atención se centrará en la tasa de paro en Alemania y el IPC de la zona euro, que se encuentra por encima del 5% y subiendo. Desde el otro lado del Atlántico llegará la encuesta de empleo privado ADP, el índice hipotecario MBA y el libro Beige, informe de coyuntura de la economía norteamericana.

Entre las citas más importantes en la agenda financiera internacional del jueves destacan los datos de actividad PMI del sector servicios en las principales economías mundiales. En la zona euro se publicarán además la tasa de paro y los precios de producción, mientras que en Estados Unidos se darán a conocer la productividad, los costes laborales, los pedidos de bienes duraderos, así como las habituales peticiones por subsidio por desempleo.

La primera semana bursátil de marzo se cerrará el viernes con la balanza comercial de Alemania, las ventas al por menor en la zona euro y, sobre todo, con la tasa de paro estadounidense que podría situarse por debajo del 4%, en cifras de pleno empleo.

Artículos relacionados