BOLSA

El Gobierno de Sánchez irrita al mercado al acumular más poder en Indra

La de­ci­sión del Consejo de Ministros hunde más un valor ya muy de­bi­li­tado

Indra
Indra

La de­ci­sión del Consejo de Ministros de au­to­rizar al Estado elevar su par­ti­ci­pa­ción en Indra a través de la SEPI no le ha sen­tado nada bien al mer­cado. La po­si­ción de la so­ciedad es­tatal se ele­vará del 18,7% del ca­pital so­cial ac­tual al 28%. Un in­cre­mento que res­ponde, según el Gobierno, a mo­tivos de mayor con­trol de una com­pañía clave en el sis­tema de de­fensa del país. La ad­qui­si­ción de esta par­ti­ci­pa­ción adi­cional su­pondrá la in­ver­sión del orden de 150 mi­llones de euros a los pre­cios ac­tuales y su­pondrá el nom­bra­miento de otros dos nuevos con­se­jeros en la cú­pula di­rec­tiva.

Esta decisión ha caído como un jarro de agua fría en el mercado, acentuando la caída del valor acumulada desde comienzos de año. De hecho, los expertos de Renta 4 valoran negativamente esta decisión; pues, aunque puede traducirse en la consecución de nuevos contratos en especial en el área de defensa, lo cierto es que no es buena desde el punto de vista de la gobernanza.

El mayor control del Consejo de la compañía por parte del Gobierno eleva la dependencia del grupo, así como su inestabilidad. Un ejemplo se encuentra en la caída del entonces presidente ejecutivo, Fernando Abril-Martorell, en mayo del año pasado antes las presiones gubernamentales.

Con todo, en opinión de los analistas de Renta 4, la gestión de la compañía está siendo muy positiva también bajo el mando de Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, que lideran la compañía desde entonces.

No obstante, este mayor control puede provocar un giro en la estrategia, al albur y capricho de los intereses de cada Gobierno en un momento dado. En este sentido, destaca el interés del Gobierno en que Indra participe en un consorcio para entrar en el capital de ITP Aero, una entidad que para estos expertos no aportaría gran valor.

Argumentos que parece compartir el mercado. Las acciones de Indra han reaccionado con una caída superior al 5% y ya acumulan un retroceso de cerca del 10% en el ejercicio. El valor profundiza así en la actual tendencia bajista que viene desarrollando desde los máximos del año pasado sobre los 11 euros por acción.

De momento, Renta 4 ha reiterado su recomendación de sobreponderar con un precio objetivo de 12,5 euros por acción.

Artículos relacionados