José Bogas va­ti­cina un nuevo ejer­cicio de pre­cios ele­vados e ines­ta­bles"

Endesa supera previsiones y gana 1.435 millones en 2021, un 3% más

La eléc­trica re­par­tirá un di­vi­dendo de 1,44% eu­ros, un 11% su­pe­rior al pre­visto

José Bogas, Endesa.
José Bogas, Endesa.

Endesa re­gistró un be­ne­ficio neto de 1.435 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un au­mento de un 3% más res­pecto al ejer­cicio 2020. La eléc­trica ha anun­ciado que re­par­tirá un di­vi­dendo de 1,44 euros por ac­ción. La deuda neta as­ciende a 8.806 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un cre­ci­miento de un 28,5% res­pecto al ejer­cicio de 2020. En cuanto a las in­ver­siones bru­tas, as­cen­dieron a 2.272 mi­llo­nes, un 32,6% más.

“Hemos atravesado uno de los ejercicios más desafiantes de los últimos años, justo después de otro año como el 2020 que estuvo marcado por el tremendo golpe de la pandemia. El desempeño de Endesa muestra nuestra capacidad de resiliencia, que nos permite seguir ofreciendo una sólida remuneración a nuestros accionistas sobre la base de unos resultados económicos mejores que los anunciados”, ha declarado el consejero delegado, José Bogas.

“La credibilidad de nuestra senda de descarbonización y sostenibilidad, reflejada en los principales índices a escala global, unida al buen comportamiento de nuestra actividad comercial, nos permiten afrontar con confianza los retos del presente año 2022”, ha añadido.

**Un 2022 "muy complejo, con precios altos"

En un encuentro con la prensa, Bogas apuntó un año de precios altos e inestables y vaticinó que los mercados de futuro, que apuntaban una reducción "sustancial" en los precios de la electricidad para la primavera, han cambiado debido, en gran parte, al actual contexto por la tensión geopolítica en Ucrania, que se ha unido a los altos precios que ya se venían arrastrando desde el segundo semestre del año pasado en el mercado del gas natural.

Señaló que los mercados a futuro apuntan para este ejercicio precios inferiores a los récords que se vivieron a finales de 2021, aunque se mantienen en torno a los 180 euros por megavatio hora (MWh) para los próximos trimestres de 2022.

"Esto configura una situación que hay que gestionar tratando de buscar soluciones para no llevar al cliente estos altos precios y la volatilidad del mercado de gas. Tratar de proteger a los clientes", dijo.

Dividendo de 1,44 euros

La eléctrica ha cumplido con su objetivo de aumentar el dividendo a los accionistas y ha anunciado el reparto de 1,44 euros por acción lo que supone un incremento de un 11% sobre las estimaciones previstas, aunque equivale a un 28% menos que el año pasado. Endesa abonará el 80% de su beneficio ordinario neto de 2021 a sus accionistas, porcentaje que se situará en el 70% sobre los beneficios de 2022, 2023 y 2024 para adecuarlo a la inversión bruta prevista para los próximos años: 7.500 millones entre 2022 y 2024, y una estimación de 31.000 millones en total hasta el año 2030.

El resultado ordinario neto fue de 1.902 millones, lo que supuso una caída del 10,8%, respecto al ejercicio anterior. En cuanto al Ebitda, ascendió a 4.278 millones de euros, un 6%b superior. Endesa supera así un año complicado por el impacto de la subida de la electricidad a escala europea., con aumento de más de un 200% en países como España, Alemania, Francia o Reino Unido.

Durante 2021, las ventas brutas de electricidad ascendieron a 87,8 teravatios/hora, un 1% menos, debido a las menores ventas a clientes minoristas tanto regulados como del mercado liberalizado. Las ventas a clientes empresariales e industriales en el mercado libre ascendieron a 57,2 teravatios/hora.

Respecto a la situación financiera, la eléctrica señala que la operativa financiera sostenible ha alcanzado un récord en 2021. En total, el 60% de la deuda bruta de 10.378 millones está ligada al cierre del año a criterios de sostenibilidad, con el objetivo de alcanzar el 80% en 2024. “Endesa es claramente un líder corporativo de las finanzas sostenibles en España”, destaca el director general financiero, Luca Passa.

Plan estratégico

Endesa presentó en noviembre pasado su plan estratégico en el que prevé invertir 31.000 millones de euros hasta 2030, lo que supone un 22% más respecto a la cifra presentada en 2020. De ellos, unos 12.000 millones se destinarán a nueva potencia renovable hasta alcanzar 24.00 megavatios operativos.

El objetivo de la eléctrica es ser 100% renovable el año 2040 en línea con la matriz Enel. Para esa fecha, abandonará la comercialización de gas a todos sus clientes. De los 31.000 millones de euros estimados de inversión hasta 2030, unos 12.000 millones se destinarán a nueva potencia renovable. Con ello, el volumen de potencia renovable se triplicará de los 8.300 MW contemplados a cierre de 2021 hasta lograr los 24.000 MW.

Otros 12.000 millones de euros se dedicarán a digitalización y modernización de la red para mejorar la calidad del servicio y aumentar la base de activos regulados a más de 13.000 millones. Respecto a le red de recarga para vehículos eléctricos, se cifra en más de 400.000 en 2030, sumando los públicos y privados.

Un plan en dos fases

Pese a que el plan estratégico se perfila con vistas a 2030, tendrá dos fases. Una primera, que cubrirá el periodo 2022-2024. Y una segunda, para el resto de los años. La estrategia de la compañía para el primer periodo se sustenta en dos pilares. Primero, el crecimiento del 48% en la potencia instalada de fuentes renovables hasta los 12.300 megavatios, con una inversión estimada de 3.100 millones. La nueva potencia renovable que se sumará al mix energético de Endesa ascenderá a 4.000 MW. De ellos, el 90% será solar y el resto eólica. El despliegue renovable crecerá a una media de 1.300 MW anuales.

El segundo pilar estará centrado en el impulso de la digitalización de la red, que absorberá otros 2.900 millones de euros de inversión, un 21% más que en el plan 2021-2023. Endesa refuerza también su inversión en los negocios de comercialización hasta 500 millones, incrementando su cartera de clientes hasta los 5,8 millones.

En cuanto a los objetivos financieros, Endesa prevé un “solido” crecimiento del beneficio bruto de explotación (Ebitda) desde los 4.278 millones de euros registrados en 2021 hasta los 4.700 millones en 2024. Gracias a ello, el beneficio ordinario neto se incrementará un 18% hasta lograr 2.000 millones de euros. Se mantiene la política de dividendo, extendiendo el 70% de pay out un año más, a 2024.

Artículos relacionados