BOLSA

Fluidra pierde algo más que agua

Después de dos años de in­ce­santes ale­grías, Los ac­cio­nistas de Fluidra ob­servan ahora con preo­cu­pa­ción el in­tenso de­te­rior de la ac­ción en el úl­timo mes y me­dio. Todo ello a la es­pera de los re­sul­tados co­rres­pon­dientes al ejer­cicio 2021 pre­vistos para el lunes 28 de fe­brero antes de la aper­tura del mer­cado.

Los analistas consideran que en principio no caben sorpresas en el cuarto trimestre en la positiva en la senda del crecimiento mostrada en los trimestres anteriores. Ahora bien, sus cuentas podrían haber empezado a recoger durante ese período el repunte de la inflación. La subida de las materias primas, señalan, estaría ya dejándose notar en los costes y eso podría incidir en la evolución de sus cuentas.

En Renta 4, por ejemplo, calculan que la mayor presión de los costes de producción y logísticos habría supuesto una merma del margen de Ebitda de unos 170 puntos básicos, hasta el 19,4%, respecto al obtenido en el cuarto trimestre de 2020.

El beneficio neto de la compañía, según las previsiones del banco de inversión, estarían en torno a los 29,5 millones de euros, con un crecimiento del 52% en relación al mismo período del año anterior. Con todo, estarían muy por debajo de las cifras barajadas por el consenso del mercado.

Pese a esta mayor debilidad, que anticipan un ejercicio complejo, las dinámicas del negocio subyacente se mantienen sólidas tanto por la vía de la demanda como de los precios. Por este motivo, Renta 4 ha optado por mantener estable su valoración de precio objetivo de Fluidra en 32,86 euros. Aunque las recientes caídas han elevado el potencial del grupo respecto a esta valoración, se muestran prudentes y han reiterado su recomendación de “mantener”.

Fluidra lidera la lista de peores valores del selectivo en este arranque del ejercicio con una caída cercana al 30%. Las subidas casi en vertical protagonizadas entre 2020 y 2021 hacen además que no tenga grandes suelos específicos sobre los que asentarse. De momento, señalan los expertos técnicos habrá que vigilar la zona de los 25 euros, la más cercana, o si no podría seguir cayendo como mínimo hasta los 20 euros por acción a expensas de los resultados o de otros aspectos exógenos como las tensiones geopolíticas que le afectan más por su presencia en el Ibex.

Artículos relacionados