Los be­ne­fi­cios les per­miten au­mentar di­vi­den­dos, re­cortar deuda y elevar las in­ver­siones

El petróleo rompe todos los pronósticos y dispara los beneficios de las energéticas

Shell, ExxonMobil, BP, TotalEnergies, Rosneft y Repsol ga­naron 74.000 mi­llones

Repsol
Repsol

Las mul­ti­na­cio­nales pe­tro­leras han ba­tido todos los re­cord de be­ne­fi­cios en 2021 tras el peor ejer­cicio re­gis­trado en 2020 por culpa de la pan­de­mia, que hundió los pre­cios del crudo y el con­sumo de com­bus­ti­bles. Seis de las ma­yores pe­tro­leras mun­diales (Shell, ExxonMobil, BP, Rosneft, TotalEnergies y Repsol) ga­naron cerca de 74.000 mi­llones de eu­ros. Esta cifra per­mite a la ma­yoría au­mentar di­vi­den­dos, re­ducir deuda y elevar las in­ver­sio­nes.

Del rojo en fuertes pérdidas se ha pasado al negro de elevadas ganancias, gracias a que el barril de crudo se disparó el ejercicio pasado, Según datos de Repsol, el precio del petróleo registró una media de 71 dólares, con un promedio en el cuarto trimestre del año de 80 dólares el barril. El nivel medio del primer trimestre fue de 61 dólares, el segundo trimestre ascendió a 69 dólares y el tercero llegó a 74 dólares. Unas cifras que el sector no imaginaba pudiera producirse tras las caídas sufridas en 2020, con el petróleo en 41,8 dólares.

El parón que sufrieron las economías mundiales por el Covid hizo que la demanda de combustible se hundiera y que los ingresos de las multinacionales hicieran lo mismo. En cambio, el aumento de la demanda en 2021 ha hecho que el petróleo y el gas hayan recuperado cimas que ni los propios ejecutivos de las grandes petroleras se imaginaban pudieran producirse.

Más cerca de los 100 dólares

Y es que, el barril Brent del Mar del Norte, que llegó a estar en abril de 2020 por debajo de los 19 dólares y el West Texas Intermediate (WTI) de EEUU alcanzó los 12 dólares, ambos superan actualmente la barrera de los 91 dólares, lo que está permitiendo que los ingresos de todas las petroleras se disparen. Muchos analistas estiman que los precios del petróleo podrían alcanzar incluso la cota de los 100 dólares el barril.

Con estas cifras sobre la mesa contable de las grandes del sector, los ejecutivos están abriendo la cartera de los dividendos y las inversiones en un intento de recuperar el valor de las acciones. La petrolera Repsol ha anunciado que aumentará el dividendo efectivo un 5% hasta los 0,63 euros por título y amortizará capital.

Repsol, de perder 3.289 millones a ganar 2.500

Gracias a los 2.499 millones de beneficios -en 2020, perdió 3.289 millones de euros-, Repsol pudo recortar su deuda en 1.016 millones de euros, un 15% respecto a 2020, situándose en 5.762 millones de euros. El nivel de apalancamiento de la compañía (deuda neta/capital empleado) se encuentra en un 20%, mejorando el objetivo previsto en el Plan Estratégico. La liquidez del grupo ascendía al cierre del ejercicio a 10.606 millones de euros, suficiente para cubrir 2,95 veces los vencimientos de deuda a corto plazo.

El flujo de caja libre aumentó igualmente un 43% hasta los 2.893 millones, gracias al desempeño del negocio de exploración y producción. La generación de caja operativa alcanzó los 5.453 millones de euros, un 70% superior a la del ejercicio anterior, impulsada por un Ebitda que se incrementó de forma significativa en todos los negocios hasta sumar 8.170 millones de euros.

Durante el ejercicio, Repsol aumentó sus inversiones en un 30%, hasta los 2.994 millones de euros, de los que 829 millones se destinaron al negocio comercial y de renovables. Gracias a la mejora de la situación la energética ha aumentado la inversión prevista en el periodo 2021-2025 hasta los 19.300 millones de euros, con 1.000 millones adicionales respecto a lo previsto inicialmente.

TotalEnergies, en beneficios tras fuertes pérdidas

La francesa TotalEnergies es un calco de lo vivido por Repsol en 2020. De registrar unas fuertes pérdidas de 7.200 millones de dólares, ha pasado a unas ganancias de 16.000 millones de dólares en 2021.

Con estos resultados, la compañía gala ha anunciado una recompra de acciones de 2.000 millones para el primer semestre y un dividendo total por acción de 2,64 euros. El dividendo a cuenta aumenta un 5%. Las inversiones netas ascendieron a 15.000 millones de dólares.

Shell, 17.824 millones de número negros

El precio del petróleo permitió igualmente a Shell que en 2021 tuviera unos beneficios de 17.824 millones de euros frente a unas pérdidas de 19.224 millones el ejercicio anterior. El impacto negativo sufrido a nivel contable por la depreciación y la amortización de activos fueron los motivos por los que la petrolera se hundió hace dos años.

La recuperación se produjo un año después. Los ingresos ascendieron a 241.772 millones de euros, un 48,8% más. Por áreas de negocio, los ingresos procedentes de los productos petrolíferos crecieron un 42% hasta 162.187 millones de euros. Las ventas de gas supusieron 46.471 millones, un 57,4% más.

ExxonMobil, 20.500 millones de ganancias

La mayor petrolera estadounidense ha batido todos los pronósticos. De perder 19.879 millones de euros en 2020 ha pasado a registrar unos beneficios de 20.500 millones. Los ingresos se elevaron a 235.550 millones, un 54,4% más.

La multinacional generó un flujo de caja de 42.713 millones lo que supone el mayor nivel desde 2012. Este volumen permite a la compañía cubrir sus necesidades de inversiones de capital, recortar deuda y repartir dividendos. El equipo ejecutivo ha anunciado que iniciará un programa de recompra de acciones por un valor máximo agregado de 8.874 millones de euros.

BP, su mayor beneficio en 8 años

BP no solo ha vuelto a los beneficios sino que ha registrado la mayor cifra en ocho años, con 6.615 millones de euros, frente a unas pérdidas de 17.555 millones en 2020. Con las previsiones actuales del crudo y un precio medio de 60 dólares, la petrolera asegura tener capacidad para aumentar el dividendo anual en un 4% hasta 2025.

Los ingresos se elevaron a 143.577 millones, un 50,5% más. La deuda neta cayó a 26.757 millones, con un recorte de 7.258 millones de euros.

Rosneft multiplica por siete resultados

La petrolera rusa es otra de las grandes energéticas que tuvo resultados record. Tal es así, que ha llegado a multiplicar por siete los beneficios, tras contabilizar 10.325 millones de euros. Los ingresos ascendieron a 102.430 millones, lo que supone un 52,2% más. El resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 92,7% hasta 27.250 millones de euros.

Artículos relacionados