Su es­tra­tegia es amor­tizar ca­pital y re­partir di­vi­dendo para com­pensar al ac­cio­nista

Santander: vender su negocio de hipotecas en EEUU (y más) para comprar Banamex

La pre­si­denta del Santander, Ana Botín, re­afirma la po­lí­tica de cre­ci­miento sin re­cu­rrir a am­plia­ciones de ca­pital

Ana Botín, en la presentación de resultados 2021.
Ana Botín, en la presentación de resultados 2021.

La de­ci­sión de vender Banamex anun­ciada por Citigroup ha desatado con­je­turas en los mer­cados fi­nan­cieros mun­dia­les, que han afec­tado di­rec­ta­mente al Banco Santander. En la pre­sen­ta­ción de re­sul­tados de 2021, su pre­si­denta, Ana Botín, con­firmó este miér­coles el in­terés del primer banco es­pañol por la en­tidad me­xi­cana y, en con­se­cuen­cia, plantar cara di­recta a su com­pe­tidor BBVA, en su prin­cipal mer­cado, México. Botín des­cartó am­plia­ciones de ca­pi­ta­les, in­cluso anunció todo lo con­tra­rio: re­com­pras. ¿Cómo fi­nan­ciará en­tonces la com­pra? Una op­ción, pero mí­nima, es la venta de su ne­gocio de hi­po­tecas en Estados Unidos. Necesitará más...

La entidad norteamericana ha destacado la rentabilidad del tercer banco mexicano por activos, pero su objetivo en la actualidad es dar un giro a su estrategia corporativa para concentrarse en la banca institucional. En este giro estratégico que ha supuesto la venta de su negocio de consumo en 13 mercados se enmarca ahora su salida de México. Una operación que pretende abordar esta primavera a la espera de posibles ofertas entre las que podría estar la del Banco Santander.

Tanto Ana Botín como José Antonio Álvarez, su consejero delegado, han reconocido el posible interés en esta entidad y no ha descartado lanzar una oferta por el negocio mexicano de Citi, Banamex. En cualquier caso, ha asegurado también que no lo necesitan para seguir creciendo a buen ritmo en el mercado azteca. Pero, según analistas, el Santander siempre tuvo la ambición oculta de plantar cara a su competidor, el BBVA, en el mercado más rentable de la entidad qee preside Carlos Torres, México.

De momento, el banco español se encuentra satisfecho con su actual posición en México, donde asegura contar con un gran negocio sin necesidad de comprar. Pero "si al final ocurre, lo haremos de forma atractiva para nuestros accionistas. En los últimos dos años, realizamos operaciones en otros países como Brasil que no teníamos previsto. Dependerá, ya veremos”, ha sentenciado Álvarez.

En la presentación de los resultados correspondientes a 2021, el consejero delegado del Santander ha resaltado que su negocio en México está generando un gran margen de beneficio en México y aumentando nuestra cuota de mercado. Hemos construido desde la nada un negocio de Automóviles que ya representa el 10% del mercado sin necesidad de comprar”.

México, mercado clave

"Dicho esto”, ha matizado, “México es uno de los mercados clave y tenemos intención de ser parte protagonista del proceso que tenga lugar en la desinversión de Citi en el país. Aunque estamos generando mucho capital en México uno de nuestros objetivos es seguir creciendo". Y esta venta supone una gran oportunidad si se cumplen las condiciones necesarias.

Recompra de acciones

En este sentido, tras las preguntas de los analistas sobre una posible ampliación de capital para afrontar esta operación, que algunos expertos consideran necesaria, la presidenta Ana Botín ha sido muy clara, al señalar que "no estamos considerando emitir acciones ni para esta posible operación ni para ninguna". Ahora mismo, ha reiterado estamos en una posición de recompra de acciones de emisión.

Una posición que choca de lleno con la posibilidad de hacerse con este negocio. Según los expertos, el tercer mayor banco mexicano estaría valorado entre los 12.000 y los 16.000 millones de dólares. Es decir, entre unos 10.500 y 14.000 millones de euros.

Aunque la entidad ha reconocido su intención de vender activos no rentables ni escalables, principalmente en Estados Unidos, eso no sería suficiente para abordar una operación compleja como esta. En este sentido, señalan los analistas, la probabilidad de que la operación se realice finalmente son escasas

"Teniendo en cuenta esas valoraciones -señalan en Renta 4- y que el Santander no cuenta con exceso de capital por encima del 12%, está claro que para abordar dicha compra debería realizar una ampliación de capital". O, como alternativa, vender activos, señalan fuentes financieras solventes.

No obstante, aunque Citi ponga Banamex a la venta en primavera, se trata de una operación muy compleja y el proceso llevará mucho tiempo. Es posible que no esté listo hasta el tercer trimestre, lo cual permitirá al Banco Santander analizar todas las opciones posibles para posicionarse en un mercado con muy alto potencial.

Otros puntos resaltables, los impuestos

En otros asuntos de la rueda de prensa y analistas, Ana Botín, la presidenta del Banco Santander, ha destacado la fuerte aportación de la entidad a la sociedad vía impuestos con una contribución fiscal del 34% de su beneficio, algo de lo que se sienten muy orgullosos.

También ha recalcado la política de remuneración al accionista, “el beneficio por acción ha registrado en los últimos cinco sus años su menor volatilidad del sector en comparación con sus principales competidores. Eso ha supuesto un pago por dividendo en este período de más de 19.000 millones de euros, mientras el valor contable ha crecido en más de 12.000 millones”. En este sentido, la presidenta considera importante reseñar que en este momento el banco está recomprando acciones, en un mix al 50% con el pago en efectivo, como mejor forma para remunerar a sus accionistas.

Las perspectivas para el 2022 son también muy optimistas, dando un resultado sostenible y responsable, sustentada en su plataforma de servicios financieros. Para ello, Ana Botín ha señalado que el banco seguirá apostando este año por los negocios con mayor capacidad de crecimiento, basada en la conectividad global de todas sus divisiones y la simplificación del banco”. Eso le llevará a desinvertir en aquellos negocios no escalables y menos rentables.

Todo ello permitirá al banco alcanzar este año todos sus objetivos fijados en el plan estratégico de 2019. Un cambio a digital, al tiempo que el banco sigue ofreciendo muy buenos resultados lo que permite confiar que Santander será uno de los ganadores en la era digital.

El Banco Santander está trabajando además con proyecciones de subida de tipos en los próximos que les beneficiará, aunque con cierto decalaje. Eso no quita que el banco siga manteniendo un muy alto nivel de prudencia en cuanto a las provisiones.

José Antonio Álvarez, vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander, ha puesto el énfasis en que, a pesar de la inflación, la entidad “ha logrado un buen control de costes sin perder la calidad de servicio. Al tiempo ha reducido la ratio de mora hasta el 3,16%, por debajo de la media del sector en España”. Todo ello acompañado por un fuerte descenso de las provisiones gracias a las menores incertidumbres.

Los expertos de Renta 4 han valorado muy positivamente estas cuentas y confían en una positiva reacción del mercado al superar las estimaciones. La firma recomienda sobreponderar al valor con un precio objetivo de 3,99 euros por acción.

Por su parte, los analistas de Bankinter, que aconsejan 'comprar' el valor, con un precio objetivo de 4,10 euros, destacan que el banco "lanza un 'guidance' positivo para 2022 (RoTE, eficiencia & capital) tras batir expectativas en el cuarto trimestre". También indican que "la morosidad es baja y la rentabilidad/ROTE ordinario supera niveles pre-Covid 19".

Artículos relacionados