BOLSA

CAF, mercado vs fundamentales

Muchos ope­ra­dores se mues­tran con­fun­didos por la in­tensa vo­la­ti­li­dad, muy por en­cima de lo ha­bi­tual, a la que se está viendo so­me­tida la co­ti­za­ción de CAF en los úl­timos me­ses. Unos mo­vi­mientos que con­trastan con la buena marcha del fa­bri­cante de trenes y au­to­buses y su im­pe­cable ges­tión que tri­mestre a tri­mestre se re­fleja en su cuenta de re­sul­ta­dos.

A septiembre del pasado ejercicio, de hecho, el grupo se apuntaba un beneficio de 59 millones de euros y un Ebitda de 37 millones. Cifras superiores ya a los anteriores a la pandemia, con una cartera de pedidos récord, cercana a los 10.000 millones.

Todo ello fruto de una actividad incesante apoyada en un excelente equilibrio calidad-precio. En estos días, el grupo CAF se ha adjudicado dos nuevos contratos en las Islas Baleares por un valor conjunto cercano a los 60 millones de euros.

Por una parte, suministrará cinco unidades eléctricas a la empresa Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), y por otra ha sido elegido para entregar cinco autobuses de hidrógeno a la capital, Palma.

Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ha seleccionado a CAF para el proyecto de suministro de cinco unidades eléctricas de cuatro coches, así como sus piezas de parque y el mantenimiento integral de los vehículos durante un período de dos años. El importe del contrato supera los 50 millones de euros, estando prevista la entrada en servicio de las unidades durante el año 2024.

La relación de CAF con las Islas Baleares viene de lejos, ya que en el año 2006 suministró seis unidades de la serie 7100 para el Metro de Palma de Mallorca. Dos años más tarde, en 2008, firmó un nuevo contrato para suministrar 13 unidades eléctricas de la serie 8100, de vía métrica en composiciones de tres y cuatro coches, para dar servicio en la red ferroviaria de la isla.

Por otro lado, el Consejo de Administración de Empresa Municipal de Transportes de Palma ha comunicado esta semana la elección de Solaris, para el suministro de cinco autobuses eléctricos con pila de hidrógeno, dentro de un contrato cuyo importe será de aproximadamente cuatro millones de euros.

La compra de estos vehículos se engloba en un proyecto de financiación europea, en concreto el denominado Green Hysland, que promueve el desarrollo de energías limpias, y se enmarca dentro de los objetivos de lucha contra el cambio climático para 2050, que tienen como objetivo que la isla se convierta en un referente europeo en el ámbito de las energías de cero emisiones.

Los nuevos autobuses serán vehículos del modelo Urbino de 12 metros con propulsión eléctrica, y dispondrán de celdas de hidrógeno para generar electricidad a bordo de forma continuada a partir del hidrógeno, por tanto, generan cero emisiones. Estas unidades tienen la ventaja adicional de un largo alcance en kilómetros recorridos con un solo reabastecimiento de combustible, en comparación con los autobuses de batería.

Pese a todo, la cotización de CAF no acaba de reaccionar con fuerza en el mercado y se mantiene por debajo del nivel de comienzos de año. El valor se mueve en estos días en torno a los 35,5 euros y los expertos técnicos señalan que no abandonarán el zigzagueante canal lateral actual hasta que no supere y consolide la cota de los 38 euros por acción. Para lo cual aún le queda mucho.

Artículos relacionados